Posts etiquetados ‘Finanzas Personales’

TANDA DE AHORRO.

descarga

Una tanda es una manera no institucionalizada de ahorrar dinero. Ésta, es una práctica financiera muy común entre los mexicanos, sobre todo en ambientes familiares y laborales. Sin embargo, como todo, hay riesgos y beneficios en este sistema de ahorro no institucionalizado.

  1. Para tener una tanda en funcionamiento se requiere de un organizador o administrador.

Esta persona se encarga de controlar el dinero y distribuirlo entre los participantes. Idealmente, debe tratarse de una persona con muy buena reputación de honestidad y capacidad organizativa.

  1. En segundo lugar se requiere de un número preestablecido de participantes que se propongan una meta.

Ésta puede simplemente ahorrar dinero o bien comprar algo en específico.

¿CUÁLES SON LAS VENTAJAS DE LAS TANDAS?

  • No hay cuotas adicionales. Debido a que es una forma no institucionalizada de ahorro, no se paga cuotas de apertura ni otro tipo de cargos extra.
  • No se necesita de alguna afiliación a una institución, solo basta con ser invitado por el organizador.
  • No se requiere de papeleo. Esto quiere decir, que no se investiga no investiga legalmente a los participantes, ni les pide papeles, fianzas. El participante no tiene compromisos legales.
  • Se fomenta el ahorro. Resultan útiles para personas que no pueden hacerse el hábito de ahorrar por otros medios ya que se organiza entre conocidos.

 ¿Cuáles son las DESVENTAJAS de las tandas?

  • Al ser un ahorro no institucionalizado, no hay un contrato ni una institución que garantice la seguridad del dinero. Por tanto no hay respaldo legal.
  • Se corre el riesgo de estafa; Si algún participante decide dejar de pagar después de haber recibido su parte, no se puede tomar ninguna acción legal en su contra.
  • No genera intereses, por lo que estás perdiendo el porcentaje de rendimiento que hubieras obtenido de haber recurrido a alguna forma de ahorro con rendimientos.
  • Pueden resultar tediosas, sobre todo cuando son muy largas, pueden propiciar la desesperación de los participantes que hayan obtenido los últimos números de la lista.
  • Mientras más lejano es el número que te toca recibir el dinero, menor será el poder adquisitivo que tendrá dada la inflación, es decir, el dinero se deprecia con el tiempo.

¿EN LA VIDA QUE PUEDE SUCEDER MIENTRAS SE ESTÁ EN UNA TANDA?

Dromedario Carroza está en una tanda de mil pesos mensuales a un plazo de 12 meses, en el transcurso del mes 2, al salir del trabajo, tuvo un percance con un taxi provocándole una atención médica inmediata. Afortunadamente la lesión no fue de gravedad, pero generó un gasto de $2,000

Para enfrentar este gasto Dromedario Carroza tomó la siguiente decisión:

  • No pagó $1,000 de la tanda, además dispuso de $1,000 en efectivo de su tarjeta de crédito a una tasa de 10%. (EN EL MEJOR DE LOS CASOS)

Dromedario fue penalizado con el último lugar en la tanda por no haber cumplido con su pago, además, pensaba pagar la deuda y los intereses generados por el préstamo de la tarjeta de crédito cuando recibiera su tanda, esto sería hasta el sexto mes, lo que le iba a implicaría intereses por $610 (En caso de no abonar nada a la cuenta). Sin embargo, al tener el último número de la tanda, deberá pagar $1,853 de intereses (En caso de no abonar nada a la cuenta), más del triple de lo que hubiera pagado de no haber perdido su lugar en la tanda.

Por si fuera poco, una de las participantes de la tanda, pocos meses después de recibir su número dejó de aporta, ya que renunció a su trabajo y no tuvieron como encontrarla.

¿Cuál es la situación de Dromedario Carroza?

  1. Tiene una deuda con el Banco por los mil pesos de los que dispuso para poder pagar los gastos relativos al accidente.
  2. Debe una mensualidad de la tanda.
  3. Al haberse retirado un participante de la tanda, recibirá menos de lo que ha aportado.
  4. Para poder realizar los pagos mínimos de la tarjeta de crédito ha tenido que reducir al máximo sus gastos, teniendo consecuencias en el día a día.
  5. Estos gastos extraordinarios hacen que cuando reciba la tanda pueda pagar sus deudas y se quedará con un excedente que no le alcanza para comprar la caminadora.

¿Cómo evitar una situación como la de dromedario carroza?

la respuesta está en el ahorro institucionalizado (CETES)

CONCLUSIONES

  • Si entras en una tanda y tienes un imprevisto, a pesar de tener un ahorro no tienes como hacer frente a un gasto imprevisto, a menos que pidas prestado o que tengas otro ahorro en paralelo.
  • En algunos casos, pedir prestado te genera un pago de intereses.
  • Tu dinero no obtiene rendimientos.
  • El riesgo es mayor, toda vez que la responsable o algún integrante de la tanda puede desaparecer con su dinero en cualquier momento.
  • Ahorrar en instituciones financieras te brinda la certeza de que no va a desaparecer, estás protegido por distintas instancias.
  • Recurrir al ahorro informal (tandas o cajas de ahorro no autorizadas por la CNBV), puede ser riesgoso porque no hay garantía de que el dinero que entregues te será devuelto.
  • Si vas a entrar a una tanda, asegúrate de que todos los participantes y el organizador sean de confianza.

Si estás en la situación de cualquiera de ellas o simplemente quieres aumentar tu ahorro, es importante que conozcas las reglas de los instrumentos o métodos de ahorro a los que estás dispuesto a acceder, a fin de que consideres las ventajas y desventajas al optar por algunas de estas opciones, además de considerar las siguientes recomendaciones.

Nadie regala dinero, entre mayor rendimiento ofrezcan por tus ahorros, mayor es el riesgo, por ello ten cuidado con las operaciones que otorguen rendimientos extraordinarios, puede ser un fraude.

Siempre es importante que te informes de las alternativas que tienes. Así podrás analizar las ventajas y desventajas de cada una antes de elegir la que más te conviene según tus necesidades personales y familiares.

Cuando escojas el plazo analiza tu situación personal para que selecciones el que se adecue mejor a tus necesidades.

Anuncios

¿Te suena a una auténtica misión imposible? Ahorrar es más fácil de lo que piensas; o al menos es más sencillo que el circo, maroma y teatro que debemos armar cuando encaramos un imprevisto. Al final del día, es una mera cuestión de orden y disciplina, es decir, de higiene financiera; y, como todo hábito, requiere voluntad de nuestra parte –piensa en cuánto costó habituarte a cepillar tus dientes tres veces al día, o a lavarte las manos antes de sentarte a comer.

El ahorro, en sí, es un concepto muy sencillo. Se trata del resultado que obtenemos al restar lo que gastamos a lo que ganamos. Claro, siempre y cuando lo que gastemos sea menor a nuestros ingresos porque, de no ser así, estamos haciendo lo opuesto de ahorrar, que es endeudarnos. Y, aunque es un concepto sencillo, puede que llevarlo a la práctica nos cueste un poco de trabajo. ¿Por qué? Fácil: implica guardar el dinero del que disponemos hoy, en vez de comprar o consumir un servicio. Para muchos, un auténtico calvario.

Descubre qué tan ahorrador eres

1) Cada vez que cobras tu sueldo, ¿qué haces?

a. Casi ni sientes que llegó la quincena porque tus deudas te están ahogando; por un lado cobras y por el otro pagas.

b. Intentas guardar la mayor cantidad de dinero posible, pagando solamente lo indispensable.

Yo te recomiendo….

c)  Actuar según tu presupuesto: cumples con los pagos y, además, te sobra para ahorrar.

 2) Al acabar el mes…

a. No tienes ni un quinto. Recurres a tus tarjetas de crédito para hacer compras imprescindibles.

b. Tu dinero está intacto, no lo has usado y prefieres que así siga siendo.

¿Sucede esto?

c) ¿Esperas a que llegue el siguiente pago? Vas! Por buen camino, pues has cumplido con tus compromisos y aún te queda un sobrante.

3) Cada vez que acudes al centro comercial, tú…

a. No importa tu situación financiera. Son rebajas. Sí. Re-ba-jas. Además, “te lo mereces” (o al menos de eso intentas convencerte).

b. Aunque hay productos que llaman tu atención, prefieres no comprar.

Lo que debes hacer…

c) Tener conocimiento de cuánto dinero puedes gastar sin afectar tus finanzas.

 

4) Tienes un ingreso extra que no esperabas, ¿qué haces?

a. Al ser dinero con el que no contabas, te lo gastas. Corres a la tienda más cercana a renovar el guardarropa.

b. Lo guardas debajo de tu colchón y no le dices a nadie.

También sería saludable…

c) Compras algunas cosas, pero guardas un poco por si acaso tienes algún gasto en el futuro.

5) Te enfermaste y no sabes qué tienes. Estás a unos días de recibir tu sueldo, entonces…

a. Pides prestado sin importar las condiciones. Después verás cómo resuelves esta situación, lo importante es salir del apuro.

b. Te aguantas estoicamente hasta que sea el día de pago.

Este sería el mejor panorama…

 c) Recurres al guardadito que tienes para enfrentar estas eventualidades.

 

6) En el Día de las Madres que acaba de pasar, tú…

a. Compraste el regalo de tu mamá en un semáforo de camino al festejo.

b. Aprovechaste las rebajas de enero para comprarle el regalo.

Este sería el mejor panorama…

 c) Incluiste el gasto en tu presupuesto de abril, y no afectó tus finanzas.

 7) Tus últimas vacaciones….

a. Todavía las debes.

b. Ni te preocupas por ellas, te da igual ir a la playa que al parque que está a unas calles de tu casa.

Este sería el mejor panorama…

 c) Las organizaste con tiempo y calculaste cuánto podías gastar.

 MAYORÍA A:

Tienes mucho trabajo que hacer

Ten cuidado, es probable que estés gastando más de lo que tienes y las deudas pueden acabar por ahorcar tus finanzas. Es importante que analices en qué estás gastando el dinero y si necesitas todo aquello que compras.

MAYORÍA B:

No exageres

Tener un “colchoncito” para enfrentar imprevistos es importante; sin embargo, tú estás en el otro extremo. A veces, tu preocupación por guardar el dinero es exagerada, y quizá en muchas ocasiones te genera angustia. Recuerda que basta con que elabores un presupuesto para cumplir con tus responsabilidades económicas, ahorrar, y también gastar de vez en cuando en aquello que te proporciona placer.

MAYORÍA C:

Vas por buen camino

Eres ordenado con tus finanzas, tienes muy claro que un presupuesto puede ayudarte notablemente a planear en qué, cómo y cuándo gastar. Esto te permite enfrentar tus obligaciones económicas, tener un dinero ahorrado para los imprevistos y darte tus gustitos de vez en vez. El ahorro en ti es ya un hábito, por lo que, si aún no has alcanzado alguna de las metas que te has propuesto, ten por seguro que pronto lo harás.

Sólo hay una cosa más complicada que elegir la computadora indicada: pagarlo. De entre todas las opciones a crédito que existen para hacerte de herramienta como esta, ¿sabes cuál le conviene más a tu estilo de vida y presupuesto?

Hoy en día, no importa a lo que te dediques, siempre necesitaremos tener una computadora a nuestra mano. De acuerdo al INEGI, en mayo de 2010 existían en nuestro país 38.9 millones de usuarios de computadora y 32.8 millones de personas con acceso a internet; el grupo de edad más nutrido entre los usuarios era, en ese año, el conformado por los jóvenes de 12 a 24 años, y lo más sorprendente de todo es que ésta tendencia crece día a día exponencialmente y, en la mayoría de los algunos casos, los precios van a la baja.

A todo esto, adquirir una computadora, en muchas familias sigue siendo un tema de discusión ya que esto puede ir en detrimento a nuestro presupuesto. Más todavía si hemos de aprovechar alguna de las opciones de pago a crédito que suelen ofrecer tanto instituciones financieras como tiendas departamentales.

Antes de firmar, detente un momento para revisar qué forma de pago te conviene más.

¿Sabías que cada opción de crédito implica un desembolso distinto al que habrías hecho pagando en efectivo o con tarjeta de débito? Es decir, ¿que podrías terminar gastando hasta 25% más de lo que costaba el producto? No te metas en aprietos financieros y toma nota de lo que a continuación te presento.

¿Vale la pena comprar a crédito?

La respuesta es sencilla: sí. O al menos siempre y cuando lleves tus finanzas responsablemente. Y tengas toda la información completa respecto a cada esquema, sin embargo, esto casi no suele suceder.

Comprar a crédito una computadora te permite sacarle provecho sin que cuentes con todo el dinero necesario para pagarla en ese momento. Pero, aun teniendo el suficiente, puede traerte beneficios como la posibilidad de destinar tu dinero a otros fines que, incluso, pueden generarte rendimiento mientras vas pagando tu compra mes tras mes.

Sin embargo, vale la pena conocer cada mecanismo de financiamiento o crédito para saber a qué te comprometes y si a largo plazo te resultará conveniente.

Tarjeta de crédito

Mecanismo más conocido y común. Actualmente tramitar una es muy sencillo, basta cumplir con los requisitos que cada institución solicita y tener un historial crediticio sin adeudos en el Buró de Crédito.

Cuando compres tu equipo, el banco o institución que te otorgó el plástico te irá cobrando mes con mes intereses, hasta que logres liquidar el costo total del aparato. A menos, claro, que lo hayas comprado a meses sin interese

Si no liquidas la totalidad en el periodo correspondiente a la compra, terminarás pagando más por tu computadora que si la hubieras adquirido de contado. Por ello, es importante que antes de firmar pienses que no se trata de un “dinerito extra”, sino de un préstamo que –por las buenas o las malas– tendrás que pagar algún día.

Tarjeta de crédito – Meses sin intereses –

Se trata de una de las promociones más atractivas para los tarjetahabientes. Bajo este esquema de pagos irás abonando a tu tarjeta el precio de contado en un número determinado de meses, sin tener que amortizar interés alguno (a menos que te atrases, claro). Esta forma de incentivar el consumo es muy útil, siempre y cuando la utilicemos racionalmente y no por impulso. Para poder acceder a ella bastará tener alguna tarjeta de crédito participante en la promoción.

– Crédito a pagos fijos

Esta forma de pago consiste en hacer un desembolso por el mismo monto de forma periódica (semana, quincena o mes) durante el tiempo que se haya establecido en un inicio. Para proveerte de más información sobre este esquema nos dimos a la tarea de visitar un establecimiento que ofrece este tipo de servicio.

Elegimos una computadora de escritorio con un precio de 8,999 pesos de contado, pero que también podía irse pagando semanalmente en 52 pagos de 217 pesos cada uno. Mira lo que encontramos:

Cuadro 2

¿Qué pasó? ¿De dónde salió ese 25.4% extra? Vamos por partes. De contado habrías pagado 8,999 pesos, pero bajo este esquema de financiamiento acabarías pagando 11,284. Es decir, 2,285 pesos más.

A pesar de que los abonos semanales te pueden parecer pequeños, de acuerdo con este ejemplo estarías desembolsando mensualmente 940 pesos, monto que ya no es tan pequeño. Si en vez de recurrir a este esquema, optas por uno de meses sin intereses (12), el pago mensual sería de 750 pesos. Es decir, 25% menos.

La mayor ventaja de este tipo de créditos son los pocos requisitos que necesitas cumplir para acceder a ellos (en ocasiones basta con presentar una identificación oficial, un comprobante de ingresos y uno de domicilio). Ello sin mencionar que puedes elegir la frecuencia con la que deseas realizar el pago.

Recuerda que si vas a echar mano de este tipo de crédito, debes leer detenidamente cualquier documento antes de firmarlo.

-Cargo a tu recibo telefónico

De algunos años a hoy, este tipo de financiamiento ha cobrado relevancia. Se trata de un esquema en el que una empresa de servicio telefónico te ofrece algún producto, cargándolo automáticamente a tu recibo de teléfono. La ventaja más notable es la comodidad de pagar a un solo proveedor tu computadora y los servicios, además de que podrás elegir el plazo para hacerlo (por lo general 12, 24 o 36 meses).

El requisito indispensable es tener contratada una línea de servicio telefónico –en algunos casos también de internet– con el proveedor que ofrece el crédito. En ocasiones también pueden solicitarte por lo menos seis meses de antigüedad con el servicio.

Observa el siguiente ejemplo de la compra de un ordenador de escritorio, en el que se comparan el pago de contado y este tipo de créditos, a un precio de 9,857 pesos bajo un esquema de 12 meses.

cuadro1

 A diferencia de una compra en efectivo, en este esquema de financiamiento terminarías pagando, al finalizar el periodo, 1,516 pesos más; esto es, 15.38%. Si, por el contrario, recurres a otro esquema, por ejemplo, meses sin intereses al mismo plazo (12 meses), pagarías mensualmente 821 pesos en vez de los 878 pesos que éste te ofrece; es decir, 7% más.

Te recomendamos investigar las políticas de devolución que tienen estas empresas, pues en ocasiones solamente podrás devolver el equipo dentro de los cinco días hábiles siguientes a la entrega.

¿Qué te recomiendo?

  1. Identifica claramente cuáles son tus necesidades, antes de comprar una computadora analiza que componentes son los que más utilizaras, recuerda que la computadora perfecta es aquella que se adapta a tus necesidades
  2. Compra en establecimientos formales y solicita información sobre la garantía del producto.
  3. Ten paciencia. El mejor comprador, no es el que gasta menos, sino el que gasta mejor. Tómate tu tiempo para planear y comprar, así harás una compra inteligente y responsable.
  4. Compara en por lo menos tres establecimientos para que elijas la que más se adapta a tu presupuesto, puedes encontrar variaciones en el precio arriba de mi lesos.
  5. Toma en cuenta tu situación financiera. Debes ser consiente cuánto tienes y puedes gastar.
  6.  Evalúa si hay existencia de algún costo de oportunidad
  7. Antes de comprar a plazo, recuerda que los pagos chiquitos no siempre lo son debido a los intereses que generan.
  8. Infórmate sobre el costo de cada uno de los financiamientos que tienes a elegir.
  9. Considera que pagar un financiamiento es aumentar el costo final de la computadora; analiza cuánto quieres gastar, tomando en cuenta esos costos.

 

 

¡Pon en práctica el ahorro hormiga!

Ahorro

¿Cómo te caerían un dinerito extra en esta época de regreso a clases, digamos unos 35,000 pesos al año?, Según estudios de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros esa cifra es un referente de lo que los mexicanos gastan anualmente en conceptos como cigarros, chicles, café, refrescos y propinas, o como lo dije antes (gasto hormiga) que son aquellas fugas de dinero en bienes y servicios considerados no prioritarios, pueden ser la causa del desequilibrio en las finanzas personales, ya que pueden alcanzar más de 35,000 pesos en un año.

Anteriormente hemos hablado de la importancia de tener un fondo de ahorro,  dentro de nuestra planeación o momento de hacer un presupuesto, ¡Siempre es importante tener un dinero para una emergencia!, una inversión inicial o el enganche de un auto nuevo; sin embargo esto cada vez parece más complicado para los mexicanos.

Se estima que tres de cada 10 mexicanos tienen algún instrumento de depósito o ahorro, según José Quijano León, director general de Asuntos del Sistema Financiero del Banco de México (Banxico), Sin embargo, de los aproximandamente 98 millones de cuentas de débito que existen en el país sólo el 40% se usa como medio de pago o como vehículo de ahorro, pues la gente dispone y gasta su sueldo en cuanto se le deposita.

Ante este panorama el gasto hormiga es una epidemia que se debe combatir.

En este escenario, gastos hormiga se convierten en uno de los enemigos directos de la intensión de ahorro, pues esos pequeños desembolsos pueden traducirse en grandes fugas si no se tiene prudencia

La Condusef estima que el gasto anual de una persona que consume un café a la semana en cafetería alcanza 6,000 pesos. Mientras que un fumador que compra una cajetilla diaria está destinando aproximadamente al año la cantidad de 10,080 pesos, lo cual pudiera ser mejor destinado a una prima de seguro de gastos médicos anual.

No todos estos gastos hormiga son malos, sin embargo siempre hay que tenerlos considerados en nuestro presupuesto, pero con una cantidad que se acerque al a realidad, ya que muchos consideran que sus gastos hormiga alcanzan los 500 pesos mensuales ¡máximo!,  y que lejos de la realidad están.

El dinero peor gastado es aquel que no se sabe a qué se destinó

Hay que preguntarnos… ¿Realmente lo necesito?

  1. ¿realmente lo quiero?”
  2. ¿me alcanza para comprarlo sin sacrificar otra cosa?”  “costo de oportunidad”
  3. ¿lo necesito?”

Si tu respuesta es “SI” a todas ellas, no hay mucho que pensar… ¡Adelante!

¿Qué se recomienda?

Entiendo que es un poco complicado sacrificar un porcentaje de nuestro sueldo para mantenerlo a una cuenta de ahorro que nos permitirá disfrutar de ese dinero hasta que el año termine, si embargo, el gasto hormiga es aquel que no se siente y por lo tanto el ahorro hormiga no tiene que ser tan doloroso.

  1. Guarda tu cambio cada día en un bote o alcancía, puedes usar una botella de refresco vacía y hacerle un hoyo donde solo quepan monedas de una sola nominación, recuerda que también se requiere de cambio.
  2. Recomiendo hacer la ranura para monedas de 5 pesos o de 10.
  3. Tu ahorro dependerá del valor de la moneda y tamaño de la botella, ejemplo, si introduces 10 pesos en una botella de 1 litro y medio, puedes ahorrar alrededor de 7 mil pesos.
  4. Acumula las monedas que recibas durante un día
  5. Disciplina

En las ciencias sociales, las consecuencias no intencionales son resultados que no sean los previstos por una acción deliberada. El concepto ha existido durante mucho tiempo, pero fue popularizada en el siglo XX por el sociólogo estadounidense Robert K. Merton.

descarga

Recientemente, la ley de consecuencias no intencionales ha llegado a ser utilizado como una advertencia que una intervención en un sistema complejo tiende a crear resultados no previstos y, a menudo indeseable.

¿Por qué existen estas consecuencias no deseadas? Las posibles causas incluyen la complejidad del mundo que nos rodea, incentivos perversos, la estupidez humana, el autoengaño, la falta de consideración de la naturaleza humana o de otros sesgos cognitivos o emocionales.

 Robert K. Merton enumeró cinco posibles causas de consecuencias no previstas en 1936:

  1. 1.     Ignorancia de los incentivos del comportamiento humano
  • Económico
  • Social
  • Moral

Mencionemos algunos ejemplos de consecuencias no intencionadas.

  1. El hundimiento de los buques en aguas poco profundas en épocas de guerra  contribuye a la creación de arrecifes artificiales que son un tesoro para la comunidad científica, así como su contribución a la creación de ecosistemas marítimos de forma artificial, podría decirse que este es un beneficio inesperado.
  2. El término “Efecto Streisand” se aplica al fenómeno de Internet que se produce cuando un intento de censurar o eliminar cierta información en lugar hace que la información a ser ampliamente deseada -¿tal vez por su próxima escasez? O ¿tal vez porque uno de los determinantes de la demanda son las expectativas a futuro?. El hecho de que una parte de la información está siendo restringido le asigna un valor especial… recuerda que el recurso, entre más escaso, más deseado.

–        Ejemplos: Un diario danés publicó unas polémicas caricaturas de Mahoma, en las que el profeta era dibujado como un terrorista. Diferentes líderes musulmanes lo tomaron como una provocación, y exigieron acciones contra el periódico y la propia Dinamarca, así como la completa censura de las imágenes. El caso, que provocó un debate a escala mundial sobre los límites de la libertad de expresión, hizo que las caricaturas acabasen difundiéndose por todo el mundo, en contra de los deseos de los musulmanes. En este caso el censor fueron los líderes musulmanes

  1. A veces a los políticos abusan de los incentivos económicos para intentar fomentar la buena conducta, es por ello que muchos gobiernos han comenzado a basar sus impuestos de recogida de basura por volumen.

–        Si la gente tiene que pagar por cada bolsa de basura de más, -razonan- tendrán un fuerte incentivo para producir menos. Esta modalidad le da la ciudadanía otro incentivo para llenar más sus bolsas o tirar su basura en los bosques.

–        En Alemania, por ejemplo, los evasores de impuestos de basura tiraban tantos restos de comida por el WC que más tarde alcantarillas se infestaron de ratas.

–        En Irlanda éste nuevo impuesto generó un aumento de la quema de basuras en los patios traseros, resultando peor para el medio ambiente, y se convirtió en un tema de salud pública.

  1. Un ejemplo en nuestro país –México- En 1989 Ciudad de México tenía niveles  preocupantes de contaminación producida por sus vehículos. Las autoridades inventaron una solución que irritó a los conductores pero parecía lógica, barata y fácil: restringir el uso de carros un día por semana según el último número de la placa. Cuando al cabo de un tiempo se tomaron mediciones para comprobar la eficacia de la norma, se encontró que la contaminación había empeorado, esto explicado a que el uso del automóvil incrementó dado que muchos usuarios comenzaron a adquirir más de un auto
  2. Las buenas intenciones en el diseño de las políticas poco sirven para garantizar su éxito, y uno de los mejores ejemplos es el sistema de control de precios establecido recientemente en algunos países de América Latina, donde lo único que trae consigo es la escasez y el mercado negro… pero ¿Cómo funciona esto?

–        Tenemos el caso de un personaje hipotético, llamado planificador social benevolente. Es un dictador conocido por todo el mundo, todopoderoso y bienintencionado. Quiere incrementar el bienestar de los ciudadanos. A este planificador social le interesa mucho el tema de la equidad, por ello interviene con una regulación de precios, -control de precios- Esos controles consisten fijar los precios, la mayoría de las veces para favorecer a un sector económico. Ésta intervención a menudo puede traer consecuencias no deseadas, como la escases o surgimiento de mercados negros.

Efectos colaterales no deseados (escases)

 diana mercado

Efectos colaterales no deseados (control de cuotas)

cuotas

Todas estas consecuencias no intencionadas son el resultado de ignorar la fuerza de los incentivos y de la naturaleza del comportamiento humano, sin embargo, nuestras finanzas personales tampoco están exentas de estas consecuencias no intencionadas, y para ello consideremos el día a día de cualquier ciudadano, en este caso, el Sr. Olegario el cual siempre a mitad de semana se plantea lo siguiente:

-¡Yo tenía toda mi quincena y ahora no me queda nada!

 Seguramente éste personaje jura que le han robado y lo peor de todo, atribuye responsabilidades a terceros y generalmente él es el último de la lista. El Sr. Olegario tiene un gasto fijo que es la renta y cuando toma su libreta a enumerar todo lo que ha gastado se encuentra lo siguiente:

Producto

Cantidad en la semana

Precio unitario

Gasto semanal

Gasto mensual

Gasto anual

Agua embotellada

6

$12.0

$72.0

$288.0

$3,456.0

Café de maquinita

10.0

$10.0

$100.0

$400.0

$4,800.0

Revista semanal

1.0

$10.0

$10.0

$40.0

$480.0

Papas fritas

4.0

$8.0

$32.0

$128.0

$1,536.0

Paquete de galletas

5.0

$10.0

$50.0

$200.0

$2,400.0

El “Viene viene”

8.0

$3.0

$24.0

$96.0

$1,152.0

Pastillas para el aliento

4.0

$15.0

$60.0

$240.0

$2,880.0

Cigarros

1.0

$45.0

$45.0

$180.0

$2,160.0

Celular (jueguito)

1.0

$15.0

$15.0

$60.0

$720.0

Estacionamiento

3.0

$8.0

$24.0

$96.0

$1,152.0

Tamal y atole

4.0

$12.0

$48.0

$192.0

$2,304.0

descarga de música

2.0

$12.0

$24.0

$96.0

$1,152.0

propina gas

1.0

$5.0

$5.0

$20.0

$240.0

Gasto total si consumes estos productos

$509.0

$2,036.0

$24,432.0

 

¿Alguna conclusión?

$509.00 pesos semanales, que son $2,036 pesos mensuales y al año suman $24,432.00 pesos

¡Cubrir nuestros caprichos nos cuesta el equivalente a una mensualidad de un auto! Y lo peor de todo es que son fugas que no percibimos sin embargo, como una plaga, suelen devorar el ingreso mensual

Si tienes en tu cartera esta plaga ¡ponle fin!

  1. Analiza los pequeños gastos que se realizan cada día. Registra cada compra o gasto en una libreta. (Haz una lista)
  2. Compra menos caprichos.
  3. Considera el porcentaje de las propinas en los consumos. (tengan cuidado con el incentivo social)
  4. Destina un monto específico por semana para los ‘pequeños’ gastos.
  5. Elimina los juegos que se alquilan para los celulares. Cuestan entre $15 y $30 ¡a la semana! De $60 a $120 al mes, es decir, entre $720 y $1,440 al año.
  6. Medicamentos milagro: Elimina los productos que solo controlan el padecimiento y no lo cura, ¡Recuerda, lo barato puede salir caro a largo plazo!
  7. Agua envasada Nadie discute los beneficios de hidratarse, pero sí de comprar botellas de agua a diario. Eso no sólo merma el bolsillo, sino que genera grandes cantidades de basura. Así que invierte en una buena cantimplora y rellénala en casa o la oficina. Comprar filtros para la casa también representa una buena y ecológica inversión (botellas pet que ya no se usan) ver video sobre el agua
  8. Modera el consumo de café. El consumo de café en México pasó de 68.4 tazas per cápita anuales a 71.4.  Cada día hay más gente que bebe café (desde el clásico “americano” hasta los de corte y preparado gourmet). Esta vez nos ocuparemos de los males del bolsillo: de $14 a $40 por bebida, según en dónde se compre. La Asociación Mexicana de Cafés y Cafeterías de Especialidad señala que el margen de ganancia por una taza de café puede llegar a ser de hasta 300%. Las recomendaciones: llevarse un termo hecho en casa. O bien, llevar la taza o termo a las tiendas de conveniencia y cafeterías, pues casi todas hacen descuento por sólo rellenar el vaso (también generará menos basura, al evitar los desechables).
  9. Pagar con efectivo cuando puedes hacerlo con tarjeta de débito. La mayoría de los comercios que aceptan tarjeta de débito no cobran comisión (y si lo hacen –que no deberían hacerlo– evidentemente es preferible que pagues con efectivo), mientras que en todos los cajeros se cobra comisión por retirar dinero (a menos que sea de tu banco). El uso del efectivo tiene ese costo oculto: el de las comisiones por retiro de cajeros RED. Así, es preferible que manejes efectivo sólo cuando no puedes usar el plástico.
  10. Pon en práctica el AHORRO HORMIGA

Aquí la historia

Llega la víspera del día de pago y el Sr. Olegario se da de topes por no contar con el suficiente dinero para liquidar sus obligaciones, se ha dado cuenta que algo sucede y es cuando dice -¡Yo tenía toda mi quincena y ahora no me queda nada! Seguramente éste personaje jura que le han robado y lo peor de todo, atribuye responsabilidades a terceros y generalmente el es el último de la lista.

El Sr. Olegario tiene un gasto fijo que es la renta y cuando toma su libreta a enumerar todo lo que ha gastado se encuentra lo siguiente:

Producto

Cantidad en la semana

Precio unitario

Gasto semanal

Gasto mensual

Gasto anual

Agua embotellada

6

$12.0

$72.0

$288.0

$3,456.0

Café de maquinita

10.0

$10.0

$100.0

$400.0

$4,800.0

Revista semanal

1.0

$10.0

$10.0

$40.0

$480.0

Papas fritas

4.0

$8.0

$32.0

$128.0

$1,536.0

Paquete de galletas

5.0

$10.0

$50.0

$200.0

$2,400.0

El “Viene viene”

8.0

$3.0

$24.0

$96.0

$1,152.0

Pastillas para el aliento

4.0

$15.0

$60.0

$240.0

$2,880.0

Cigarros

1.0

$45.0

$45.0

$180.0

$2,160.0

Celular (jueguito)

1.0

$15.0

$15.0

$60.0

$720.0

Estacionamiento

3.0

$8.0

$24.0

$96.0

$1,152.0

Tamal y atole

4.0

$12.0

$48.0

$192.0

$2,304.0

descarga de música

2.0

$12.0

$24.0

$96.0

$1,152.0

propina gas

1.0

$5.0

$5.0

$20.0

$240.0

Gasto total si consumes estos productos

$509.0

$2,036.0

$24,432.0

¿Alguna conclusión?

$509.00 pesos semanales, que son $2,036 pesos mensuales y al año suman $24,432.00 pesos

¡Cubrir nuestros caprichos nos cuesta el equivalente a una mensualidad de un auto! Y lo peor de todo es que son fugas que no percibimos sin embargo, como una plaga, suelen devorar el ingreso mensual

Si tienes en tu cartera esta plaga ¡ponle fin!

  1. Analiza los pequeños gastos que se realizan cada día. Registra cada compra o gasto en una libreta. (Haz una lista)
  2. Compra menos caprichos.
  3. Considera el porcentaje de las propinas en los consumos. (tengan cuidado con el incentivo social)
  4. Destina un monto específico por semana para los ‘pequeños’ gastos.
  5. Elimina los juegos que se alquilan para los celulares. Cuestan entre $15 y $30 ¡a la semana! De $60 a $120 al mes, es decir, entre $720 y $1,440 al año.
  6. Medicamentos milagro: Elimina los productos que solo controlan el padecimiento y no lo cura, ¡Recuerda, lo barato puede salir caro a largo plazo!
  7. Agua envasada Nadie discute los beneficios de hidratarse, pero sí de comprar botellas de agua a diario. Eso no sólo merma el bolsillo, sino que genera grandes cantidades de basura. Así que invierte en una buena cantimplora y rellénala en casa o la oficina. Comprar filtros para la casa también representa una buena y ecológica inversión (botellas pet que ya no se usan) ver video sobre el agua
  8. Modera el consumo de café. El consumo de café en México pasó de 68.4 tazas per cápita anuales a 71.4.  Cada día hay más gente que bebe café (desde el clásico “americano” hasta los de corte y preparado gourmet). Esta vez nos ocuparemos de los males del bolsillo: de $14 a $40 por bebida, según en dónde se compre. La Asociación Mexicana de Cafés y Cafeterías de Especialidad señala que el margen de ganancia por una taza de café puede llegar a ser de hasta 300%. Las recomendaciones: llevarse un termo hecho en casa. O bien, llevar la taza o termo a las tiendas de conveniencia y cafeterías, pues casi todas hacen descuento por sólo rellenar el vaso (también generará menos basura, al evitar los desechables).
  9. Pagar con efectivo cuando puedes hacerlo con tarjeta de débito. La mayoría de los comercios que aceptan tarjeta de débito no cobran comisión (y si lo hacen –que no deberían hacerlo– evidentemente es preferible que pagues con efectivo), mientras que en todos los cajeros se cobra comisión por retirar dinero (a menos que sea de tu banco). El uso del efectivo tiene ese costo oculto: el de las comisiones por retiro de cajeros RED. Así, es preferible que manejes efectivo sólo cuando no puedes usar el plástico.
  10. Pon en práctica el AHORRO HORMIGA

images

images (1)

 

Como ya lo he dicho antes:

“Una deuda, no se va a solucionar contrayendo otra deuda, sino con disciplina financiera, y esto incluye no dejarse ir con las emociones o gastos innecesarios”

Es común hoy en día que mucha gente quiera solucionar sus problemas de deuda a través de empresas, o instituciones o cooperativas financieras que otorgan créditos exprés, de una manera “rápida” y con pocos requisitos personales; sin embargo el Costo Anual Total (CAT) puede alcanzar hasta 160%, de acuerdo con datos de las empresas.

¿Qué es el Costo Anual Total?

Es un indicador del costo total de financiamiento a todo tipo de crédito. Éste incluye: monto del crédito, intereses ordinarios, IVA, comisiones, gastos, primas de seguros requeridas, amortizaciones de principal, descuentos y bonificaciones pactadas en el contrato, y, cualquier otro cargo que deba pagar el cliente al momento de contratar el crédito y durante su vigencia, incluyendo la diferencia entre el precio al contado de un bien y su precio a crédito.

¿Algún ejemplo?

Actualmente en México hay instituciones de crédito que manejan maneja un CAT que va desde  56.13%, 75.96%, 76.16%, 105.35%, 152.51% y hasta un 160.33%. Estos préstamos tienen como mercado meta a trabajadores que necesitan un crédito personal, comerciantes, taxistas, microbuseros, arrendadores, jubilados y pensionados.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) establece que todas las entidades financieras deben exhibir el Costo Anual Total, con la finalidad de que el usuario pueda determinar cuál es la alternativa de crédito que le favorece según las posibilidades, también exhorta a que los ciudadanos analicen otras opciones de CAT, así como sus implicaciones en el crédito solicitado.

¿Qué hacer?

Lo primero que debemos hacer es aprender de nuestros errores y NUNCA hacer de lado una buena planeación de nuestros gastos, así como explorar todas las posibilidades para obtener el mejor precio. Recomiendo lo siguiente:

La Condusef realizó un manual de cuatro pasos para sanar nuestras finanzas

  1. Presupuesta:

Registra ingresos y gastos, es importante que tengas consciencia de a dónde se va tu dinero y cuándo.Esto te sirve para que sepas cuánto dinero puedes disponer en forma de crédito sin embargo, esto no servirá si no tienes disciplina o evitar a toda costa ser un consumidor emocional

Es importante ser consciente de la posición financiera en la que estamos, y ver para que si nos alcanza nuestro salario, tal vez esto implique ver una realidad que no queremos saber. Recomiendo tomar conciencia primero de los gastos básicos gastos básicos

En época de “Regreso a clases” Planea los gastos escolares con anticipación

  1. Recorta gastos: Realiza un balance de nuestros gastos y analiza si puedes recortar algunas fugas. Esto implica congelar tus gastos hormiga

Un tip para esta medida es hacer una lista al momento de Ir al súper sobre todo, respetarla.

Otra medida altamente recomendable es, evitar comer en la calle y preparar alimentos en casa.

Evitar multas en el pago de deudas y servicios.

Si tu deuda supera tu capacidad de pago, lo más recomendable es enlistar tus gastos y suprimir aquellos que no sean vitales.

  1. Ten un fondo de emergencia: Se vale gastar un poco en entretenimiento o algún lujo, pero es importante que estés listo para enfrentar los pagos.

El ahorro es fundamental para conseguir las metas que nos proponemos. El ahorro no siempre será para el ocio sino para algún imprevisto.

Para que esta estrategia funcione, es importante que repongas lo que vas tomando cuanto antes, para no reducirlo por mucho tiempo.

Después de esto ¿Estas considerando empeñar algo?

  • Una opción antes de considerar empeñar algo es recurrir a la venta por internet de algunos bienes que no utilizamos, ¿Cuántos libros tenemos que ya no usamos, adornos, aparatos que aún sirven pero que ya no le damos un uso, aparatos eléctricos? Aunque éstos no sirvan muchos buscan comprarlos para tomar las piezas para segundas reparaciones.

Ya que hemos puesto en marcha todos estos pasos y podemos afirmar que tenemos nuestras finanzas sanas, es momento de ser un totalero

descargaEn días pasados estuvimos hablando de algunos consejos para hacer un uso adecuado de nuestro dinero en estas vacaciones, así como también sacarle provecho a nuestras tarjetas de crédito y conocer cómo es el ciclo de ellas, e incluso poder “jinetear” al banco.

Para esta ocasión el tema que  será como resolver algún problema de endeudamiento, si te fuiste de vacaciones y gastaste más de lo que debías, se nos pasó la mano con las tarjetas de crédito.

Lo primero que debemos hacer es aprender de nuestros errores y NUNCA hacer de lado una buena planificación de nuestros gastos, así como explorar todas las posibilidades para obtener el mejor precio. Recomiendo lo siguiente:

  • Ahorra:
  1. El ahorro es fundamental para conseguir las metas que nos proponemos. Identifica tus gastos y logra planificarlos a tu favor
  2. Si deseas vacacionar sin limitaciones durante el próximo periodo puedes empezar a destinar un monto de tus ingresos al rubro desde hoy
  3. El ahorro no siempre será para el ocio sino para algún imprevisto.
  • Planea:
  1. Siempre he recomendado la realización de un presupuesto para ver la cantidad de dinero en efectivo, así como la línea de crédito con la que contamos para nuestro viaje.
  2. Si defines el lugar al que irás, el transporte que utilizarás y los días que estarás ahí, puedes elaborando tu presupuesto para saber cuánto gastarás en rubros como hospedaje y comidas.
  3. Planea los gastos escolares con anticipación, debemos ser conscientes y aceptar decirnos a nosotros mismos cuando no contamos con recursos para irnos de vacaciones, hay múltiples opciones de esparcimiento en nuestra ciudad a un excelente precio
  4. Si defines el lugar al que irás, el transporte que utilizarás y los días que estarás ahí, puedes elaborando tu presupuesto para saber cuánto gastarás en rubros como hospedaje y comidas.
  • Infórmate:
  1. Puedes optar por un paquete todo incluido de los que ofrecen las agencias de viajes y si lo haces con anticipación puedes encontrar mejores precios.
  2. Compra vuelos de avión entre semana para evitar salidas los viernes, sábados o domingos, esto nos puede ayudar encontrar descuentos de hasta el 70%

Deben grabarse esto siempre…

un problema de deudas NO LO VAS A SOLUCIONAR CONTRAYENDO OTRA DEUDA, SINO CON DISCIPLINA FINANCIERA, y esto incluye no dejarse ir con las emociones o gastos innecesarios

Es común hoy en día que mucha gente quiera solucionar sus problemas de deuda a través de empresas, o instituciones o cooperativas financieras que otorgan créditos exprés, de una manera “rápida” y con pocos requisitos personales; sin embargo el Costo Anual Total (CAT) puede alcanzar hasta 160%, de acuerdo con datos de las empresas.

¿Qué es el Costo Anual Total?. Es un indicador del costo total de financiamiento a todo tipo de crédito. Éste incluye: monto del crédito, intereses ordinarios, IVA, comisiones, gastos, primas de seguros requeridas, amortizaciones de principal, descuentos y bonificaciones pactadas en el contrato, y, cualquier otro cargo que deba pagar el cliente al momento de contratar el crédito y durante su vigencia, incluyendo la diferencia entre el precio al contado de un bien y su precio a crédito.

¿Algún ejemplo?  La institución Crédito Familiar, maneja un CAT que va desde  56.13%, 75.96%, 76.16%, 105.35%, 152.51% y hasta un 160.33%. Estos préstamos tienen como mercado meta a trabajadores que necesitan un crédito personal, comerciantes, taxistas, microbuseros, arrendadores, jubilados y pensionados.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) establece que todas las entidades financieras deben exhibir el Costo Anual Total, con la finalidad de que el usuario pueda determinar cuál es la alternativa de crédito que le favorece según las posibilidades, también exhorta a que los ciudadanos analicen otras opciones de CAT, así como sus implicaciones en el crédito solicitado.

¿Cómo solucionar esto?

  1. Una opción antes de considerar empeñar algo es recurrir a la venta por internet de algunos bienes que no utilizamos, ¿Cuántos libros tenemos que ya no usamos, adornos, aparatos que aún sirven pero que ya no le damos un uso, aparatos eléctricos? Aunque éstos no sirvan muchos buscan comprarlos para tomar las piezas para segundas reparaciones.
  2. Cambiar nuestros hábitos de consumo, sobre todo si tomamos en cuenta que gran parte de nuestro ingreso lo destinamos a Alimentos tabaco y bebidas… pero para ello daré unas recomendaciones próximamente
  3. Si ya tienes una deuda que supera tu capacidad de pago, lo más recomendable es enlistar tus gastos y suprimir aquellos que no sean vitales. Este ajuste es siempre muy difícil, pues cuando cambias de trabajo o decides independizarte y vivir solo, es común que empieces a proyectar un mejor nivel de vida y ocupes tus créditos para mantenerlo, pero este es el peor error que se puede cometer.

descarga (1)

¿Sabías que tu tarjeta de crédito tiene etapas de uso? ¡Conócelas!

  1. Del día 1 al 30 días para gastar
  2. Del día 30 al día 50 es la etapa que tenemos para pagar -periodo de pago-
  3. Del día 50 en adelante es la etapa del cobro de intereses 

Si no podemos pagar el mínimo para no generar intereses, al menos hay que pagar el mínimo que oscila entre un 5 y un 10%, de lo contrario caeremos en TASA MORATORIA

hacer esto nos va a permitir tener saludable nuestro historial crediticio y finanzas y evitamos una tasa moratoria que puede llegar a superar el 100% de la deuda

Para “Jinetear al banco” tenemos desde el día 1 hasta la fecha límite de pago para gastar y pagar y de esa manera NO PAGAMOS INTERESES, EJEMPLO…

EL DÍA 1 VOY AL SÚPER Y ME GASTO MIL PESOS, a partir de ese día tendré próximamente 3 quincenas las cuales puedo pagar esos mil pesos, tanto de manera parcial como total, es decir, una quincena doy 300 pesos y a la otra completo 700 SIEMPRE Y CUANDO SEAN DENTRO DE LOS 50 DÍAS…

¿Cómo HACER PARA EMPALMAR TU CICLO CON TUS QUINCENAS O FECHAS DE PAGO? NO TODOS NOS PAGAN LOS DÍAS 15, al solicitar la TDC puedes pedir la fecha de activación o antes de usarla pedir que te cambien de fecha de corte, para esto tiene que estar en ceros tu deuda o te cobraran intereses y algunas modalidades de tdc no lo permiten

Hay que recordar lo siguiente

  • Si pagas más del mínimo pero no el total, te van a cargar intereses por la parte que dejaste pendiente.
  • Si no vas a pagar el total, es recomendable que al menos pagues el doble o triple del mínimo, porque si no tu deuda va  a crecer.
  • Si no pagaste NI EL MÍNIMO de la tarjeta, ahí sí ¡agárrate! porque ya no te cobran la tasa ordinaria sino la moratoria, que puede ser por ahí de 100% anual, más cargos de cobranza.
  • Si no se saben su fecha de corte y fecha de pago, este es un buen momento para chequear  su estado de cuenta o llamar a su banco, preguntar y poner una alarmita recurrente en su celular.

¡Deudas!

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) realizó un manual de cuatro pasos para sanar nuestras finanzas

1.Presupuesta: Registra ingresos y gastos, es importante que tengas consciencia de a dónde se va tu dinero y cuándo.

Esto te sirve para que sepas cuánto dinero puedes disponer en forma de crédito sin embargo, esto no servirá si no tienes disciplina o evitar a toda costa ser un consumidor emocional

Es importante ser consciente de la posición financiera en la que estamos, y ver para que nos alcanza nuestro salario, tal vez esto implique ver una realidad que no queremos saber. Recomiendo tomar conciencia primero de los gastos básicos gastos básicos

2.Recorta gastos: Al final del día, realiza un balance de lo que gastaste y analiza si puedes recortar algunas fugas.

Una buena medida para iniciar esto es haciendo una lista al momento de Ir al súper con una y sobre todo, respetarla.

Otra medida altamente recomendable es, evitar comer en la calle y preparar alimentos en casa. Evitar multas en el pago de deudas y servicios.

3.Elimina deudas: Congela tus gastos hormiga y concéntrate en eliminar las deudas que puedas liquidar. Para terminar más rápido, asegúrate de cumplir con el pago de al menos el doble del monto mínimo requerido.

4.Ten un fondo de emergencia: Se vale gastar un poco en entretenimiento o algún lujo, pero es importante que estés listo para enfrentar los pagos. La Condusef recomienda tener un fondo de emergencia de entre tres y seis meses de tu sueldo para echar mano de él en caso de algún imprevisto. Para que esta estrategia funcione, es importante que repongas lo que vas tomando cuanto antes, para no reducirlo por mucho tiempo.

Ya que hemos puesto en marcha todos estos pasos y podemos afirmar que tenemos nuestras finanzas sanas, es momento de ser un totalero