Archivos para julio, 2010

¿Qué es la precariedad laboral?

La precariedad laboral es un fenómeno que se ha acrecentando desde inicios de los ochentas, especialmente a partir del establecimiento del nuevo orden económico de acumulación neoliberal impactando la estructura y dinámica de los mercados de trabajo donde la estratificación social, las oportunidades de bienestar social y muchas veces, el simple sobrevivir se relacionan directamente con el mercado de trabajo. Esta disertación, se enfoca a los jóvenes de la Zona Metropolitana de la Ciudad de Toluca así como la realización de un análisis de la evolución de estas tendencias de 1990 y 2000 por género. Se toman estos años ya que en 1990 fue cuando se empiezan a dar cambios estructurales debido al proceso de cambio económico, marcando una nueva etapa para el desarrollo del país y posteriormente los datos del 2000, periodo de crecimiento sostenido debido a la transformación industrial-productiva que se ha registrado en los últimos años, aunado al proceso de terciarización de las economías urbanas, acelerándose con la incorporación de México a este nuevo entorno de competencia internacional.


Se realizó una alocución máxime de dos teorías sobre el mercado laboral, la institucionalista y la del capital humano. Esta última porque en esta teoría se considera las diferencias salariales, una de nuestras variables en estudio, y se retomarán aspectos teóricos ya que ésta teoría hace una referencia sobre la preparación de las personas y esta es una vertiente que no se puede dejar sin tomar en cuenta cuando se habla del Mercado de trabajo así como el intento de la teoría para explicar el porqué de la pobreza. La teoría institucionalista se abordará porque es donde ya se hace una consideración de un estudio por género y donde otras teorías tienen una explicación muy limitada sobre la participación de la mujer en el mercado de trabajo.


En los últimos años los mercados laborales en México se han flexibilizado de facto. Los resultados encontrados a través de un análisis cuantitativo que nos proporciona el censo general de población y vivienda del INEGI sostienen las principales propuestas teóricas de la segmentación del mercado laboral. Sin embargo, se demuestra también la influencia de ciertos factores coyunturales que pueden profundizar el fenómeno debido a los proceso de reestructuración económica y flexibilidad del trabajo. Esta transformación, iniciada en los ochentas, tuvo que adoptar ciertas mediadas para adecuarse al nuevo contexto económico, surgiendo así medidas de flexibilización laboral como una respuesta para afrontar el entorno económico llevando a la mano de obra a condiciones laborales precarias.


La situación del mercado de trabajo en México es precaria, hemos entendido el trabajo precario bajo ciertos criterios que abarca aquel trabajo donde se establece la fuerza laboral a corto plazo o al riesgo de perderlo muy elevado; inseguro en el control de las condiciones laborales, el salario o los ritmos de trabajo; desprotegido de cobertura social de despidos improcedentes, mal remunerado. La situación que se prevé, para las próximas décadas, es de una ampliación importante de la fuerza de trabajo. La ZMCT al estar ubicada en uno de los Estados de mayor empuje económico, no resulta desatinado considerar que con la importante participación del sector industrial y de servicios en el Estado, sea una entidad donde fácilmente se pueda observar y discernir los resultados de estas políticas adoptadas por el sector productivo, lo que tampoco la hace exenta de caer en estas condiciones vulnerables de trabajo.


Podemos confirmar la segmentación del mercado laboral donde la población joven en la ZMCT se encuentra en condiciones de alta vulnerabilidad ubicando sobre todo a las mujeres en su mayoría en los llamados segmentos secundarios de menores niveles de ingresos y condiciones precarias laborales. Este análisis también sirvió para apuntar la diferenciación por género al momento de repartir a la población activa ocupada según los segmentos económicos considerados. Observamos la persistencia de una organización institucional por segmentos que perjudica tanto a hombres como mujeres jóvenes para encontrar trabajos en condiciones dignas, ubicando a estos en puestos de trabajo con una menor proyección para hacer carrera, en especial con las mujeres. Asimismo, el panorama no es muy alentador, las evidencias estadísticas nos muestran una tendencia de la demanda de trabajo terciario a crecer; así como la concentración de las mujeres y jóvenes en el segmento secundario ubicándolos en condiciones de alta vulnerabilidad traduciéndose en condiciones de trabajo precarias, y esto debido a que el sector terciario está quedando fuera de la regulación del Estado, por tratarse de empleos eventuales, no calificados y al margen de las contrataciones colectivas. Por esta razón, es que en el país se tiene la necesidad de tener la certidumbre tanto política y social que permita la entrada de capital extranjero para impulsar el ritmo de la demanda del empleo; sin embargo se considera inapropiado invertir a través de la inversión pública o el fomento a la industria privada para la generación de más empleo, ya que esto sigue siendo todavía ineficiente y provoca presiones inflacionarias (Gutiérrez, 1999).

Es una realidad que el sector terciario está quedando fuera de la regulación del Estado, sin embargo hay una alerta ya que es el sector donde se está concentrando cada vez más la población ocupada y, por ende se debe apoyar a este sector así como los sectores informales de la economía mediante la promoción, la asistencia técnica, el crédito y apoyo a para comercialización. Como se dijo antes, es aquí donde se está generando una parte importante de la ocupación, principalmente las mujeres, por esta razón es que considero adecuadas las políticas y programas que busquen el impulso y apoyo de este sector. También es importante que las reformas laborales incluyan a los trabajadores que desempeñan sus oficios por su propia cuenta, haciéndolos acreedores al pago de impuestos, al tipo de contratos y de derecho de propiedad vigente en los negocios propios que, como resultado les darán acceso a créditos. Es muy importante dar información a los desempleados sobre las diversas fuentes de empleo que existen y aquellos programas que actúan sobre la capacitación o certificación de los conocimientos que ya poseen; de igual manera, no sólo informar sino apoyar a los programas que dan capacitación a la clase trabajadora. El Estado al considerar a la educación como principal eje para atacar la pobreza, éste ha realizado diversos esfuerzos para mejorar la educación tecnológica, y cerificar las capacidades especializadas existentes; todo ello con miras a fortalecer los recursos humanos de la nación frente a las nuevas exigencias de la planta productiva. Sin embargo, hoy en día existen programas y políticas que se ponen en marcha en el campo del empleo y de combate a la pobreza pero, como se demuestra, se ha dejado claro que hasta ahora son insuficientes para la magnitud de esta problemática. Urge una reestructuración de las políticas económicas sociales y laborales para la generación de empleos y el combate a la pobreza sea la columna vertebral de dichas políticas y no sólo un producto esperado del crecimiento y la estabilidad macroeconómica.


Los esfuerzos por el Estado para impulsar estas políticas pueden ser constantes, pero de igual forma continúan siendo insuficientes ya que se cubre una proporción pequeña de los trabajadores en relación con la población que enfrenta problemas ocupacionales. De todo esto infiero en que hay que invertir en la gente, además de que cada vez la flexibilización de los mercados de trabajo no llevará a que desaparezca los sectores de trabajadores por cuenta propia y en micro negocios y que es necesario incorporar a estos sectores en las reformas laborales y en el diseño de las políticas de empleo.

Para la Universidad del Valle de México

Anuncios

Aplicaciones de la elasticidad

Publicado: 25 julio 2010 en Microeconomía

Extracto del libro “Principios de Economía” de Mankiw 5ta edición, Ed, Cengage Learning

¿Pueden las buenas noticias sobre la agricultures ser malas noticias para los agricultores?

Imaginemos que somos un productor de tigro de Kansas, en USA. Debido a que obtenemos todo nuestro ingreso vendiendo trigo, dedicamos nuestro máximo esfuerzo a lograr que la tierra sea lo más productiva posible. Monitoreamos el clima, las condiciones del suelo, revisamos que no haya plagas y estudiamos lo último que existe en la tecnología para sembrar. Sabemos que entre más trigo se produzca, mayor será la cantidad de trigo que tendremos para vender después de la cosecha  y mayor será el trigo.

Un día la Universidad Estatal de Kansas anuncian gran descubrimiento: los investigadores de un Departamento de Agronomía han descubierto un nuevo híbrido del trigo que aumenta la cantidad que los agricultores pueden producir por hectárea de un 20%. ¿Cómo deberían reaccionar los agricultores a esta noticia? ¿Este descubrimiento los hace que estén mejor o peor que antes?

Primero hay que analizar si lo que se desplaza la curva de la demanda o la curva de la oferta. Es importante considerar en qué dirección fueron los desplazamientos, usando un diagrama de oferta y demanda podemos determinar como cambia el equilibrio en el mercado.

En este caso, el descubrimiento de un nuevo híbrido afecta la curva de la oferta. Debido a que éste incrementa la cantidad de trigo que se puede producir en cada hectárea de tierra, los agricultores están ahora dispuestos a ofrecer más trigo a cualquier precio. En otras palabras, la curva de la oferta se desplazó a la derecha. La curva de la demanda permanece igual porque el deseo de los consumidores de comprar trigo a cualquier precio dado que no se afecta por el nuevo híbrido.

La gráfica nos muestra el ejemplo de éste cambio. Cuando la curva de oferta se desplaza y la cantidad vendida aumenta de 100 a 110 y el precio cae de $3 a $2.

¿Este descubrimiento hace que los agricultores estén mejor? Para contestar esta pregunta primero consideremos qué pasa con las ganancias totales de los agricultores equivale a PxQ esto es, el precio del trigo por la cantidad del trigo vendida. Este descubrimiento afecta a los agricultores de dos maneras. El híbrido les permite producir más trigo (la cantidad aumenta) pero ahora cada porción de trigo se vende a un menor precio (el precio disminuye).

El que las ganancias totales aumenten o disminuya depende de la elasticidad de la demanda. En práctica, la demanda pro productos básicos como el trigo, es usualmente inelástica ya que productos como éste suelen tener pocos sustitutos. Cuando la curva de la demanda es inelástica, como en la gráfica anterior, una disminución en el precio ocasiona que el ingreso total disminuya. En esta gráfica, se puede ver que el precio del trigo cae sustancialmente, mientras que la cantidad de trigo vendida crece muy poco.

Si los agricultores están peor por el descubrimiento del híbrido, uno se preguntaría ¿por qué lo adoptan?. la respuesta se explica al ver como funcionan los mercados competitivos, debido a que cada agricultor es sólo una pequeña parte del mercado de trigo, ellos son tomadores del precio del trigo, por lo que, para cualquier precio de trigo es mejor usar el nuevo híbrido con objeto de producir más y poder vender más trigo. Sin embargo, al hacer esto, los agricultores, la oferta de tirgo aumenta, el precio cae, y los agricultores están peor que antes.

Aunque este sea un ejemplo que pueda ser visto como hipotético, sirve para explicar un gran cambio de la economía de EUA durante el siglo pasado. Hace 200 años, la mayoría de los estadounidenses vivían en granjas. Los conocimientos sobre las técnicas de agricultura eran tan primitivos, que la mayoría de los estadounideneses tenían que dedicarse ala agricultura para poder producir, suficiente comida para toda la población. A través del tiempo, los avances de la tecnología incrementaron, la cantidad de comida producida por cada agricultor, incrementó la oferta de comida. Estos aumentos en la oferta, junto con una demanda inelástica de comida provocó que el ingreso total de los agricultores disminuyeran provocando que mucha gente dejara la agricultura.

Pocos números nos muestran la magnitud de éste cambio histórico. Tan reciente como en 1950 había 10 millones de personas trabajando en el campo en EUA, representando el 17% de la fuerza laboral. Hoy en día, menos de 3 millones de personas, trabajan en el campo, o lo que es lo mismo, 2% del mercado laboral. éste cambio coincidió con tremendos aumentos en la productividad del campo. A pesar de la disminución del 70% en el número de agricultores, EUA ahora produce más del doble en cosecha y ganado que lo que hacía en 1950.

Éste análisis del mercado, con respecto a los productos del campo también nos ayuda a explicar, una aparente paradoja de las políticas públicas, es decir, algunos programas para el campo tratan de ayudar a los agricultores, induciéndolos a que no cultiven en todas sus tierras. El propósito de éste programa es reducir la oferta de los productos del campo, y así, aumentar los precios. Con demandas inelásticas para sus productos, los granjeros como grupo, recibirán mayores ganancias totales si ofrecen una menor cantidad al mercado. Ningún productor escojerá dejar su tierra sin producir por sí solo. Por que cada uno toma el precio del mercado como dado. En el caso en el que todos los agricultores actuaran conjuntamente, cada uno de ellos estaría mejor.

Al analizar los efectos de las tecnologías para el campo y políticas para el campo, es importante considerar lo que es bueno para los agricultores y no necesariamente para la sociedad. Mejoras en la tecnología para el campo puede ser malas para los agricultores ya que provocan que éstos se vuelvan cada vez más innecesarios, pero ayudan a los consumidores que pagan menos por el producto. De igual manera una política a reducir la oferta de productos del campo, podría aumentar los ingresos de los agricultores a expensas de los consumidres.