Archivos para abril, 2009

Mercado de Derivados

Introducción.

La primera expresión de un instrumento derivado surgió en la edad media, cuando los productores agrícolas y de materias primas se dieron cuenta de que el precio de venta de sus productos se veía seriamente afectado por eventos meteorológicos, excesos de oferta y falta de demanda; asimismo entendieron que los grandes consumidores de dichos productos se veían afectados en el sentido opuesto derivado de los costos de adquisición. De esta manera pensaron en eliminar el riesgo de la oscilación de precios pactando un contrato de compraventa futuro, es decir, el productor se comprometía a vender y el consumidor a comprar en una fecha futura, a un precio preestablecido, una cantidad determinada de producto, naciendo así el primer instrumento derivado.

Con el tiempo los agentes económicos se dieron cuenta que la transferencia de riesgos en otros sectores de la economía era posible. Así, la cobertura de los riesgos financieros se constituyó como el área de instrumentos derivados de mayor crecimiento e innovación.

La cobertura del riesgo financiero ha sufrido una violenta transformación desde la desaparición de estructuras de intervención sistemática de los gobiernos en los mercados como los acuerdos de Bretton Woods. La globalización económica y financiera fomentó el derrumbamiento de dichas estructuras que nacieron precisamente para permitir el despegue económico en su momento.

A principios de la década de los setenta, con el paulatino abandono de dichos acuerdos, el sistema financiero global se enfrentó con retos desconocidos hasta entonces, se transformó de ser un proveedor de crédito, verdadero oficio de la banca hasta entonces, a ser un sofisticado administrador de esquemas e instrumentos financieros que incorporan riesgos sucesivamente más numerosos y complejos como son los de mercado, liquidez, legal, operativo y otros.

Ante este panorama, las necesidades de cubrir o transferir riesgos financieros han fomentado la creación de mecanismos para administrar, mitigar y controlar dichos riesgos. Cabe considerar que la industria financiera, o por lo menos los sectores más avanzados, son hoy más especialistas en la gestión de riesgos que proveedores de financiamiento o transformadores de ahorro.

La liberalización financiera abrió oportunidades que los mejor preparados están aprovechando para reorientar su actividad tradicional y crear nuevos oficios en las instituciones financieras. Los productos derivados son herramientas tecnológicas que contribuyen a la segregación de riesgos y su migración hacia manos más especializadas, expertas o seguras que lo valoran adecuadamente y, en consecuencia, lo pagan mejor o evitan quebrantos. Ambos aspectos son esenciales en la cadena de creación de valor y consecuentemente en la competitividad empresarial.

El presente trabajo tiene como objetivo dar una panorámica general de los instrumentos financieros derivados, haciendo énfasis en los riesgos que se transfieren, mitigan o controlan y explicar de manera breve el funcionamiento de los instrumentos derivados más utilizados.

Referente teórico

Uno de los propósitos de este escrito, es presentar los conceptos y principios básicos de los derivados así como las transacciones que se realizan con ellos, sin embargo se irá profundizando en el tema conforme se avance a esto. Para esto hay que tomar en cuenta lo siguiente:

1) ¿Qué son los derivados
2) ¿Para qué sirven los derivados?
3) ¿Quién usa los derivados?
4) ¿Cómo se opera con derivados?

Antes de profundizar sobre estos puntos, se presentan los siguientes ejemplos para ilustrar los derivados.

Ejemplo 1
Usted decide comprar un auto nuevo y para esto acude con el concesionario de su preferencia, sin embargo al llegar toma una decisión sobre las características específicas que debe tener su nuevo auto, para esto se ha fijado ya un precio determinado. El vendedor le dice que si hace hoy el pedido y deja un depósito, en 3 meses tendrá su auto. Si dentro de 3 meses, el concesionario ofrece un 10% de descuento en todos los autos nuevos l el precio del modelo ha subido, esto no importará. El precio que usted pagará a la entrega ha sido acordado y fijado entre el usted y el vendedor. En este caso, usted ha hecho un contrato a plazo, lo que significa que tiene el derecho y la obligación de comprar el auto dentro de 3 meses

Ejemplo 2
Tomando como referencia el mismo ejemplo escrito antes, supongamos que en la sala de exhibición está el mismo auto que usted desea y con una oferta de 20,000 u.m sin embargo tiene que comprar el auto hoy mismo. Usted no dispone de esa cantidad y conseguirla mediante un crédito le llevaría una semana. Podría ofrecerle al vendedor un depósito y hacer un contrato a plazo de una semana, pero también podría ofrecerle algo diferente. En este caso podemos ofrecer 100 u.m al vendedor para que el auto le sea reservado por una semana y así mantenga el precio, cuando pase la semana las 100 u.m serán del vendedor compre o no compre el auto. Ésta oferta es tentadora y el vendedor la acepta. En este caso usted ha hecho un contrato de opción, es decir, significa que usted tiene el derecho de comprar el coche dentro de una semana pero no la obligación
Si durante la semana usted descubre otro concesionario que ofrece un modelo idéntico por 19,500 u.m, entonces usted simplemente no ejerce su opción con el primer concesionario. El costo total de comprar el auto entonces será de 16,000 u.m menos que el primer precio que usted estaba dispuesto a pagar.

Si no encuentra el auto a un precio más bajo y lo copra en el primer concesionario, el costo total será de 21,000 u.m Si finalmente decide no comprar ningún auto, solamente habrá perdido 100 u.m entregadas al concesionario.

En estos dos ejemplos, usted está cubriendo el posible incremento del precio del auto. En ambos ejemplos se corren riesgos y recompensas.

Haciendo referencia en el contrato a plazo se asume que los siguientes riesgos y recompensas:

 

Riesgos
1) El concesionario entregará el auto en la fecha o cerrará como empresa antes de la fecha de entrega.
2) El precio del coche puede bajar en un futuro
Recompensas
1) El precio del coche puede subir en el futuro

Haciendo alusión en el contrato de opciones se asume que los siguientes riesgos y recompensas:

Riesgos
3) El vendedor no le guardara el coche.
4) Usted no encuentra el coche a un precio más bajo
Recompensas
2) Usted encuentra el coche a un precio más bajo.

Ejemplo 3
El coche que usted ha conseguido con una opción de compra tiene mucha demanda y el precio sube repentinamente a 22,000 u.m. Un amigo suyo también quiere comprarse el mismo coche y se entera de que usted tiene una opción a comprarlo por 20,000 u.m en el plazo de una semana. Después de ir al banco, usted decide que realmente no se puede permitir comprar el coche y entonces vende su opción de compra a un amigo por 200 u.m. Esto quiere decir que el concesionario no pierde la venta, su amigo consigue el coche que quería y usted gana 100 u.m. con la venta de su opción. En este caso usted ha especulado con su contrato y ha obtenido un beneficio del 100%.

En los contratos a plazo o de opción descritos, la entrega del coche se fijaba en la fecha futura y los precios de depósito y la opción se basaban en el activo subyacente, en este caso el coche

Por todo esto mencionado anteriormente podemos preguntarnos ¿qué es un derivado? En los mercados financieros se define de la siguiente manera.

a) ¿Qué es un derivado?

Un derivado es un contrato financiero, entre dos o más partes, que se deriva del valor futuro de un activo subyacente.

Hoy en día algunos activos subyacentes pueden ser materias primas, sin embargo además, se pueden usar instrumentos financieros. Por ejemplo, hay derivados que se basan en instrumentos de deuda, tipos de interés, índices bursátiles, instrumentos del mercado monetario, divisas o incluso contratos de derivados.

Los instrumentos derivados básicos son cuatro: Contratos a plazo, Contratos de futuros, Contrato de opciones y Operaciones swap. Dos de estos productos, los futuros y las opciones, se negocian en mercados organizados mientras que los contratos a plazo y los swaps son instrumentos propios del mercado no organizado denominado “Over-the-counter” OTC, es decir, mercados donde se negocian instrumentos no estandarizados

Un contrato a plazo es una transacción en la que el comprador y el vendedor acuerdan la entrega de una determinada cualidad y cantidad de activo (generalmente una materia prima o producto) en una fecha futura también determinada. El precio se puede fijar por adelantado o en el momento de la entrega.
Un contrato de futuros es un acuerdo contractual en firma entre un comprador y un vendedor sobre un activo determinado en una fecha futura también determinada. El precio del contrato variará de acuerdo con el mercado, pero es fio cuando la operación se cierra.
El contrato también tiene una especificación tipo para que ambas partes sepan exactamente lo que están contratando.Un contrato de opciones confiere el derecho, pero no la obligación de comprar o vender un instrumento o activo subyacente determinado a un precio determinado hasta la fecha en el futuro (el vencimiento) El precio para tener este derecho lo paga el comprador del contrato de opción al vendedor y se conoce como prima.
Una operación swap es la compra y venta simultánea de una obligación o un activo subyacente similar, de capital equivalente en la que el intercambio de acuerdo financieros proporciona a ambas partes de la transacción unas condiciones más favorables que las que de otra forma podrían obtener.
Por ejemplo, una empresa multinacional acaba de recibir un millón de dólares por sus ventas y sabe que tendrá que pagar esos dólares a un proveedor californiano dentro de tres meses. El departamento de gestión de activos querría entretanto invertir el millón de dólares en francos suizos. Un swap a tres meses de dólares en francos suizos podría dar lugar a menores costos de intermediación que dos transacciones separadas de venta de dólares al contado a cambio de francos suizos y vender francos suizos a cambio de dólares en el mercado de futuros. Estos swaps constituyen una porción significante de las operaciones en divisas.Un contrato a plazo es una transacción en la que el comprador y el vendedor acuerdan la entrega de una determinada cualidad y cantidad de activo (generalmente una materia prima o producto) en una fecha futura también determinada. El precio se puede fijar por adelantado o en el momento de la entrega.
Por lo tanto podemos afirmar que los mercados de derivados son aquellos mercados donde se negocian productos –denominados instrumentos derivados por estar ligados a mercancías físicas y a activos financieros ya existentes- que confieren un derecho u obligación referida a un activo del mercado al contado

b) ¿Para qué sirven los derivados?

En estos ejemplos que hemos planteado, es evidente que se incurren en riesgos a cambio de un beneficio o recompensa, pues bien, los derivados son instrumentos financieros muy importantes en la gestión de este riesgos, ya que, a través de éstos, permiten separar los riesgos implícitos en las operaciones, por lo tanto operan como una especie de seguros.

1. Podemos resumir en que la principal función de los instrumentos derivados es la de cobertura de riesgos. La existencia de los mercados de derivados permite la distribución del riesgo, y como tal, contribuye a la eficiencia en la asignación de los recursos.

Hoy en día permite al tenedor de estos instrumentos “asegurarse” contra un gran número de riesgos, generalmente asociados a la volatilidad de los precios existentes, ejemplo de esto, pueden ser derivados sobre mercancías, acciones, índices bursátiles, índices de precios etc.

De manera particular, los productos derivados permiten a los agentes económicos distribuir entre ellos el riesgo de las fluctuaciones en los tipos de cambio, tipos de interés y precios de los activos reales y financieros

– La cobertura del riesgo de cambio:
Permiten protegerse contra el riesgo del tipo de cambio: los contratos a plazo y los futuros sobre divisas eliminan los efectos negativos de las oscilaciones de los tipos de cambio, por tal motivo, la compra de un instrumento (call) garantiza un tipo máximo en la adquisición de una moneda; la adquisición de un (put) concede el derecho de vender un cambio prefijado. Todo ello facilita el comercio y la inversión internacional.

– La cobertura del riesgo de tipo de interés:
Estos proporcionan una cobertura importante ante dicha adversidad, los swaps de tipo de interés permiten por ejemplo modificar el perfil de riesgo de interés; la compra de opciones de compra y futuros sobre tipos de interés cubren el riesgo de que un activo financiero que se vaya a adquirir con posterioridad se encarezca; de esta forma, la cobertura del riesgo de tipo de interés proporciona beneficios directos tanto la inversión nacional como internacional.

– La cobertura del riesgo de volatilidad en los precios:
La volatilidad en los precios, es un precio constante en todos los mercados de bienes, mano de obra, e inputs imprescindibles para la industria. Los productos derivados sobre mercancías físicas y sobre índices sectoriales ofrecen una protección eficaz, lo que redunda en mejores previsiones económicas y anima al consumo e inversión.

– La cobertura de las fluctuaciones en las cotizaciones bursátiles:
Gracias a la introducción de las opciones sobre índices, un inversionista en el mercado bursátil que no se decide a operar por el riesgo de fluctuaciones en las cotizaciones afrontará el riesgo de la toma o del cambio de posiciones en el mercado con mayor seguridad, mediante la compra de opciones de venta sobre el índice general del mercado. Asimismo, un especulador estará dispuesto a asumir ese riesgo y venderá las opciones de venta al coberturista, aumentando la liquidez. La posibilidad de gestionar el riesgo de forma eficiente a través de los productos derivados estimula la inversión en los mercados financieros y aumenta la liquidez.

El resultado, es una más eficiente asignación del riesgo y de los recursos, lo que en última instancia aumenta el bienestar social.

Los productos derivados permiten obtener nuevas formas de financiación para las empresas a menores costos y con un riesgo controlado.

2. Debido al gran apalancamiento que ofrecen estos productos, las opciones y futuros ofrecen la posibilidad de obtener grandes beneficios. La negociación en derivados permite, a su vez, aumentar los ingresos de una empresa mediante la venta de los mismos, lo que además abarata el precio de adquisición posterior de dichos activos.

3. Los mercados de derivados son una fuente de información y valoración importante para la economía.

– En el mercado de derivados es un encuentro entre los agentes económicos, es decir demandantes y ofertantes cuya interacción genera los precios de los derivados como resultado de la convergencia de expectativas sobre precios, tipos de interés y de cambio en el mercado al contado y de sus volatilidades futuras.
– La teoría de opciones es indispensable en el análisis de proyectos de inversión, por cuanto que mejora los mecanismos de valoración. Cuando un proyecto de inversión proporciona algún tipo de flexibilidad futura, la valoración de ésta opción no puede realizarse con las técnicas tradicionales de actualización de flujos futuros.

c) ¿Quién usa los derivados?

Los derivados los puede usar alguien expuesto a un riesgo no deseado para poderlo traspasar a quien si esté dispuesto a aceptarlo

Se ilustrará esto mediante el siguiente ejemplo: Supongamos que nosotros somos unos agricultores que nos dedicamos a la producción de papa, sin embargo nuestra cosecha corre varios riesgos, por tal motivo queremos proteger el futuro del valor de nuestras papas, para esto, podemos vender hoy la cosecha a un precio que se fija en una cantidad garantizada a entregar y pagar en el futuro. En este caso, si el precio de contado de la cosecha en el momento de la entrega es más alto que la cantidad garantizada, podemos decir que llevamos desventaja, pues tenemos la obligación de cumplir con el contrato y el derecho de recibir el precio de entrega pactado. Cualquier pérdida o ganancia en el mercado de contado queda compensada por la ganancia o pérdida del contrato de futuros.

Por lo contrario, si hubiéramos usado un contrato de opción, podría hacer comprado un contrato en el que tuviéramos derecho, pero no la obligación, de vender la cosecha en el futuro. Si el futuro precio de contado fuera mejor que el precio de la opción, entonces usted pudiera beneficiarse de esta situación. El uso de una opción también limita las pérdidas en la que se puede incurrir. Los fabricantes que usan materias primas también utilizan los derivados para cubrir sus posiciones y poder así predecir y estabilizar sus costos de producción.

Si los fabricantes tuvieran el deseo de cubrir sus posiciones, ¿entonces quién se hace cargo de la otra parte del contrato? En muchos casos podrían ser otras personas buscando cobertura (por ejemplo otros fabricantes), o podrían ser especuladores. Un especulador toma una posición opuesta a la de alguien que busca cobertura y se expone con la esperanza de beneficiarse de los cambios en el precio, sin embargo también hay arbitrajistas que operan con derivados con vistas a explotar cualquier diferencia de precio entre diferentes mercados de derivados o entre instrumentos de derivados y los precios de contado de los activos subyacentes.

El crecimiento de operaciones swap y opciones OTC se atribuye al uso cada vez más frecuente que hacen los gobiernos, empresas internacionales y grandes inversores institucionales y financieros. Estos grupos utilizan los derivados para alcanzar los siguientes objetivos:

– Costos más bajos de fondos internacionales
– Mejores tipos de cambio en los mercados internacionales
– Cobertura de los riesgos de los precios
– Diversificación de los fondos y de la gestión del riesgo

d) ¿Cómo se realizan las transacciones con derivados?

Los operadores son los agentes de cambio que compran y venden contratos de derivados en nombre de sus clientes o en el suyo en los mercados financieros y de materias primas. Existen tres maneras de realizar estas transacciones:

– Over-The –Counter (OTC)
® Los instrumentos se compran literalmente a través del mostrador de un banco. Las transacciones se hacen directamente entre los operadores y los clientes a través de una red telefónica conectada a computadoras en lugar de una lonja de contratación altamente regulada.
– En el lugar de contratación de una bolsa y de viva voz.
® La negociación se realiza de viva voz lo que implica que los operadores o brokers que operan en el parquet se comuniquen sus decisiones a gritos y utilizando señales con las manos.
– Usando un sistema electrónico y automatizado.
® La ventaja de este tipo de sistema de contratación es que se puede extender sus horas de funcionamiento

Contratos a plazo

Un contrato a plazo o Forward es un acuerdo entre dos partes por el que se comprometen a realizar una operación de compra o de venta sobre un determinado activo subyacente en una fecha o periodo futuro, pactando el precio en el momento de la firma del contrato, aunque la operación se efectúe en un momento diferido en el tiempo. Los términos del contrato se fijan de forma que el precio del contrato sea nulo.

El contrato forward es el contrato de derivados más elemental. Al inicio de un contrato forward no hay intercambio de dinero por el activo subyacente al contrato en cuestión. Éste no se produce hasta que llega la fecha prefijada en dicho contrato.

Existen contratos a plazo de una variedad de materias primas y activos subyacentes que pueden ser:

1) Metales
2) Productos de energía
3) Tipos de interés – Forward Rate Agreements (FRAs)
4) Tipos de cambio de moneda extranjera – Forward FX transactions

Por lo tanto, podemos afirmar que un contrato a plazo es una transacción en la que el comprador y el vendedor acuerdan la entrega de una determinada calidad y cantidad de un activo en una fecha futura concreta. El precio se puede acordar por adelantado o en el momento de la entrega. Éstas son operaciones OTC.

Los contratos a plazo no son objeto de transacciones bursátiles y no poseen condiciones reguladas y transparentes. Un contrato a plazo implica un riesgo de crédito para ambas partes, como en mercado de contado, En tales circunstancias, ambas partes pueden solicitar de la otra algún tipo de garantía que se respetara el contrato.

Los contratos a plazo normalmente no son negociables y cuando un contrato ya está hecho, no tiene valor. No hay ningún pago implicado, ya que el contrato simplemente es un acuerdo para comprar o vender en una fecha futura. Esto quiere decir que el contrato no es un activo ni un pasivo.

En términos generales podemos asumir que un contrato a plazo es.

Ejemplo:

Una empresa agrícola productora de maíz decide entrar en un contrato forward sobre maíz mediante el cual se compromete a entregar 5.000 bushels de maíz en tres meses a cambio de 20,000 dólares en un hangar especificado en el contrato. Al precio acordado (20,000 dólares) en el contrato se le conoce como el “precio de entrega”.
En este contrato, como en la mayoría, existe dos contrapartes: el comprador y el vendedor. El vendedor está obligado a entregar los 5,000 bushels de maíz en el lugar acordado El comprador se compromete a pagar los 20,000 dólares por ellos.

a) Ventajas y desventajas de los contratos forward

– Ventajas
o El contrato elimina toda incertidumbre sobre los precios futuros. La desaparición de la volatilidad beneficia al comercio y la inversión, y la estabilidad hará posible que las previsiones presupuestarias se realicen de forma más acertada.
o A su vez, estos contratos permiten a las empresas concentrarse en sus operaciones principales, más que en los movimientos de precios en los diferentes mercados.

 

– Desventajas
o Si en el momento del vencimiento del contrato el precio prefijado ha evolucionado en el sentido contrario al del asumido en el momento de la contratación, el inversor no se podrá beneficiar de las posibles plusvalías generadas
o El incumplimiento por la contraparte tiene altos costos para la otra parte del contrato

Contratos de futuro

Existen dos tipos básicos de activos sobre los que pueden hacerse contratos de futuros, y estos son:
1) Contratos de futuros de materias primas
2) Contratos de futuros financieros

Éstos son algunos tipos posibles de contratos de materias primas en cuestión:

Algunas otras definiciones de los contratos Futuros

– El Contrato de Futuro es un acuerdo de voluntades para comprar o vender un activo subyacente en una fecha futura, a un precio pactado en el momento presente.
– Mediante los Contratos de Futuro, las partes se obligan a comprar o vender un activo, que puede ser tangible o intangible (como los financieros), en una fecha futura, especificada de antemano y con un precio acordado en el momento en que se celebra el contrato.
– Los Contratos de Futuro representan una de las formas más sofisticadas de contratos de compraventa a plazos y su nacimiento es consecuencia de un proceso de evolución natural de la contratación directa a plazo.

a) Características de los mercados de futuros

– Los contratos de futuros están altamente estandarizados, es decir, normalizados. Ello quiere decir que los contratos de futuros se negocian sobre activos muy específicos que tienen siempre la misma calidad, cantidad o tamaño y fechas futuras de entrega determinadas.

– Por otro lado, el contrato tiene un tamaño o unidad de contrato que viene especificado en el contrato: Se trata de la cantidad de activo que se ha de entregar a su vencimiento y se negocia en unidades de contrato o bloques, es decir, se negocia dicha cantidad o múltiplos de dicha cantidad dando que los bloques no pueden dividirse. La cantidad viene determina cada mercado donde el activo es negociado teniendo en cuenta que si la cantidad es muy elevada puede haber muchos pequeños inversores que queden fuera del mercado si es muy reducida resulte muy cara la negociación en términos de costos de transacción.

– Éstos mercados compiten a través de “viva voz” y los medios electrónicos.

El lugar de entrega de los contratos de futuros los especifica el mercado de que se trate. Esto es importante para los futuros de las mercancías en que el costo de transporte puede ser muy elevado. Por lo general más del 90% de los contratos suelen ser liquidados antes de llegar al vencimiento por lo que únicamente una cantidad reducida llegan al momento de la entrega del activo subyacente.

El mes de la entrega: El periodo de entrega es determinado por el mercado donde se negocia el futuro de que se trate. Un contrato de futuros es designado por el mes de entrega –por ejemplo, el futuro de marzo, se diferencia de cualquier otro con vencimiento en un momento diferente. Para la mayoría de los futuros su entrega es cualquier día del mes designado.

El límite diario de movimiento del precio: El mercado determina el porcentaje máximo de variación que se permite para un determinado contrato de futuros al día. Este límite está diseñado para prevenir movimientos bruscos procedentes de la especulación.

El límite de posición: Es el máximo número de contratos que puede negociar un especulador para prevenir que manipule el mercado. En el caso de los coberturistas estos límites no tienen efecto. En publicaciones periódicas es común encontrar la siguiente información:

® El mes de vencimiento en que se designa el contrato
® La unidad de contrato
® El precio de cobertura (Open Price), es decir, el precio de la primera orden ejecutada ese día al abrir el mercado.
® EL precio de liquidación
® El cambio entre los precios de liquidación de dicha fecha y de la sesión anterior.
® Los precios , más alto, más bajo de la sesión y/o de la vida del contrato
® El volumen negociado al día anterior.
® El volumen abierto, es decir, el número de contratos pendientes de cancelación o de ejecución.

– Están organizados por una cámara de compensación: Ésta varía de mercado en mercado, es decir que el contrato no es directamente entre el comprador y el vendedor, sino entre cada uno de ellos y la cámara de compensación. Ésta institución actúa como la contrapartida de ambas partes, pues les proporciona protección y permite que la negociación se realice de manera más libre.

Es muy importante resaltar que los contratos de futuros no predicen el precio del futuro. De igual forma es importante recordar que si se deja vencer un contrato, la entrega deberá realizarse según las condiciones estipuladas en el.

b) Operaciones con margen

Cuando es acordado un contrato de futuros, el precio total del mismo no se paga en ese instante. En su lugar, ambas contrapartes hacen un pago inicial “de buena fe”, también llamado margen, a la cámara de compensación. Éste margen inicial generalmente es sólo un 5% o 10% del valor total del contrato. Éste porcentaje varía según los requisitos de los distintos mercados y contratos.

Una vez que se ha comprado un contrato, se puede vender y cerrar en cualquier momento previo a la fecha de liquidación. Teniendo este aspecto presente, un contrato de futuros se marca a mercado de forma diaria, lo que significa que el valor del contrato se ajusta al cierre de las operaciones bursátiles cada día que el mercado opere.

Las pérdidas o ganancias se descuentan o se abonan a las cuentas que las contrapartes tienen en la cámara de compensación. Los beneficios se pueden retirar. Si hay pérdidas hay que pagar un margen extra que se llama margen de variación. El pago del margen de variación asegura que el margen inicial se mantenga a un nivel constante. Lo habitual es que estos pagos deban hacerse de la misma divisa del contrato.

Éste sistema de mantener el margen asegura que el que pierde puede hacer frente a las perdidas y el que gana recibe sus beneficios. El pago de un margen en un contrato es, en efecto, una garantía de que cada una de las contrapartes respetará sus obligaciones. Los brókers tienen la libertar de aumentar el mínimo del margen que sea fijado para sus clientes. Los márgenes iniciales están sujetos a cambios dependiendo de la volatilidad del mercado y la percepción de riesgo. En algunos casos los contratos con vencimientos más próximos pueden requerir márgenes más altos.

Operar con margen es un ejemplo de apalancamiento. Éste apalancamiento les permite a los operadores realizar transacciones más grandes de las que se podrían permitir de otro modo. Márgenes pequeños pueden generar grandes beneficios pero de igual modo pueden generar grandes pérdidas.

c) Participantes

Los participantes en este mercado son los siguientes:

– Los coberturistas o hedgers
Éste es un agente de mercado que utiliza la liquidez del mercado de opciones y futuros para cubrir los riesgos que está expuesto en el mercado subyacente. Por ejemplo, si un inversionista ha adquirido deuda pública y quiere protegerse de un incremento de las tasas de interés que, como consecuencia disminuirá el precio de los bonos adquiridos por existir mejores alternativas en el mercado, podría cubrirse vendiendo futuros sobre dicha deuda de forma que su pérdida en valor del mercado sería contrarrestadas por una ganancia en el mercado de futuros. Entre los coberturistas figuran los agricultores y ganaderos para asegurar los precios de su cosecha o de su venta de ganado, Exportadores o importadores para protegerse de la volatilidad de los tipos de cambio, Empresas para fijar el tipo de interés de los préstamos de una emisión futura y los inversionistas de la bolsa, fondos de pensiones y empresas de seguros para cubrir el rendimiento de sus inversiones tanto en renta fija como en renta variable.

Las posiciones de cobertura se reflejan a continuación:

Si los precios del activo caen en el mercado de contado, en el momento en que el interesado decide vender futuros, cualquier pérdida en el mercado de contado queda compensada por el beneficio obtenido con las ganancias del contrato de futuros. Las siguientes gráficas muestran de qué modo la pérdida en el mercado de contado queda compensada por las ganancias en los mercados de futuros.

Cobertura corta –vendedor de un activo en el mercado de futuros


Si los precios del activo suben en el mercado de contado, en el momento en que el interesado decide comprar futuros, cualquier pérdida en el mercado de contado queda compensada por el beneficio obtenido con las ganancias del contrato de futuros. Nuevamente las siguientes gráficas muestran de qué modo la pérdida en el mercado de contado queda compensada por las ganancias en los mercados de futuros.

Cobertura larga –comprador de un activo en el mercado de futuros


– Especuladores
Éste es un participante en el mercado quién sin la posesión de los activos subyacentes y asumiendo riesgos por lo general elevados, intenta anticipar los cambios en las tendencias de los precios y actúa de acuerdo a sus expectativas para beneficiarse de las posibles plusvalías.

Éstos toman sus posiciones con base a sus expectativas de los movimientos del precio a futuro es decir, compran contratos de futuros –toman una posición larga- cuando esperan que los precios futuros suban u por otro lado venden contratos de futuros –toman una posición corta- cuando esperan que los precios futuros bajen.

– Arbitrajistas
El Arbitraje es la compra/venta simultánea de un instrumento financiero (o su equivalente), en diferentes mercados (o en el mismo) con el objetivo de beneficiarse de las discrepancias existentes en los precios o entre el precio de mercado y el precio teórico. Los arbitrajistas son aquellos agentes económicos que explotan dichas diferencias y mantienen la eficiencia de los mercados. Hoy día, estas diferencias son difíciles de encontrar debido a la existencia de telecomunicaciones instantáneas y negociación por medios electrónicos.

El resultado, es una más eficiente asignación del riesgo y de los recursos, lo que en última instancia aumenta el bienestar social.

Los productos derivados permiten obtener nuevas formas de financiación para las empresas a menores costos y con un riesgo controlado.

Es importante hacer hincapié que en este apartado sobre futuros nos enfocaremos sobre los futuros financieros haciendo a un lado los futuros sobre materias primas.

e) Contrato de futuros financieros

Hay tres tipos de futuros financieros:

– Futuros de divisas

Éste permite la compra o venta de una cantidad estandarizada de una moneda extranjera. Entre los principales mercados donde se negocian dichos contratos cabe destacar: International Monetary Market (IMM) del Chicago Merchantile Exchange (CME) el London International Financial Future Exchange (LIEFE) y el Tokio International Financial Furtures Exchange (TIFFE). De los seis contratos más negociados conco pertenencen al CME y un porcentaje muy reducido llega a su vencimiento porque, al igual que los contratos sobre mercancías, las posiciones se cierran antes de dicho momento.

Entre las funciones que pueden realizarse a través de un contrato de futuros cabe señalar:

® La cobertura del riesgo de cambio en las operaciones de importación y exportación.
® La cobertura de carteras tanto de renta fija como de renta variable
® Especulación en las divisas suyacentes
® Equilibrar los desequilibrios entre activos y pasivos en divisas.

Entre las ventajas que ofrece la transacciones en futuros sobre divisas es que se pueden negociar cantidades menores con costos de transacción razonables y que se trata de un mercado muy líquido

– Futuros sobre tipos de interés

Éstos son los contratos de mayor negociación a nivel mundial. Todos los países con mercados de dinero y bonos han desarrollado mercados de futuros sobre sus subyacentes para cubrir un amplio abanico de riesgos de tipo de interés tato a corto como largo plazo.

Éstos son los principales motivos de operar con este tipo de futuros-ñ-:
® Asegurar el tipo de interés para una inversión futura o para cubrir una emisión de bonos o la concesión de un crédito para que no se encarezcan en el momento de su emisión por una elevación en los tipos de interés.
® Corrección de situación de desequilibrio en los balances de las empresas cuando los activos y pasivos están a tipos de interés distintos.
® Cubrir las posibles pérdidas en una cartera de renta fija.

El mercado de futuros sobre tipos de interés se divide en dos segmentos, el mercado de futuros sobre tipos de interés a corto plazo y el mercado de futuros sobre tipos de interés a largo plazo. A continuación se exponen ambos tipos.

Los futuros sobre tipos de interés a corto plazo

Abarca aquellos contratos cuyo futuro subyacente pertenece el mercado de dinero, es decir, aquellos instrumentos financieros con vencimiento menor de un año. Estos futuros se utilizan tanto para cubrir el riesgo causado por las fluctuaciones de los tipos de interés a corto plazo como para realizar operaciones de especulación sobre dicha volatilidad.

Entre estos contratos de futuros figuran

® Contratos sobre eurodepósitos: Se trata de contratos de futuros sobre depósitos a corto plazo del euromercado.
o El contrato de futuros sobre eurodólares a tres meses del CME
o El contrato de futuros sobre euroyenes a tres meses del SGX-DT
o El contrato de futuros sobre eurofrancos suizos a tres meses del LIEFE
® Contratos sobre tipos de interés a corto plazo nacionales o de una zona concreta: se trata de contratos de futuros sobre depósitos a corto plazo al tipo de interés especificado en el contrato. Entre estos tenemos:
o Al contrato de futuros sobre libra esterlina a tres meses del LIEFE
o El contrato de futuros sobre el Euribor a tres meses del LIEFE
o El contrato de futuros sobre el Libor a un mes del CME
® Contratos sobre letras del tesoro. Entre estas tenemos:
o El contrato de futuros sobre T-Bill (Treasury Bill o letra del Tesoro norteamericano) del CME.
o El contrato de futuros sobre la Bill (Bill o letra bancaria Australiano) a tres meses del CME
o Contrato de futuros sobre certificados de depósitos
o Contratos de futuros sobre papel comercial

Los futuros sobre tipos de interés a corto plazo

Éstos suelen ser sobre bonos de distintos países, entre estos cabe mencionar los bonos del tesoro:

® El contrato de futuros sobre T-Bond (Bono del tesoro norteamericano) del CME
® El contrato de futuros sobre las Tesry Notes a 2, 5 y 10 años norteamericano del CME
® El contrato de futuros sobre del Tesoro inglés
® El contrato de futuros sobre el bono del tesoro alemán
® El contrato de futuros sobre el bono del tesoro español del MEFF
® El contrato de futuros sobre el bono del tesoro francés del MATIF
® El contrato de futuros sobre el bono del tesoro suizo

Cada mercado de futuros publica una lista de bonos entregables con sus factores de conversión según el vencimiento de cada contrato de futuros disponible.

– Futuros sobre índices

Fueron introducidos por primera vez por la división de mercado de pciones internacionales del Chicago Mercantile Exchange como contratos sobre el índice Standard & Poor 500 en 1982. En el mismo año, la Kansas Board of Trade introdujo un contrato sobre el índice Value Line.

Los contratos de futuros sobre índices se utilizan tanto para especular sobre la evolución del índice como para cubrir el riesgo de una cartera de acciones: la cobertura será tanto mejor cuanto más se aproxime la composición de la cartera a la composición del índice que figura como subyacente. Para cubrir una cartera de acciones (posición larga en acciones) se venderán futuros sobre el índice:

® Si al final de día el precio del índice es inferior al del futuro el vendedor obtiene ganancias en el mercado de futuros (la diferencia entre ambos valores multiplicado por el multiplicador). Sin embargo, en el mercado al contado, obtendrá una pérdida dado que su cartera ha perdido valor. Ésta pérdida será compensada por las ganancias obtenidas en el mercado de futuros haciendo que el resultado final sea un perfil de riesgo plano, es decir, no se obtendrá ni una pérdida ni una ganancia suba o baje el valor del índice. Por supuesto esta cobertura perfecta depende de que la cartera sea una perfecta réplica del índice.
® Si al final del día el precio del índice supera al del futuro el vendedor obtiene pérdidas en el mercado de futuros (la diferencia entre ambos valores ajustado el precio del futuro por el multiplicador). Sin embargo, en el mercado al contado, obtendrá una ganancia dado que su cartera se ha revalorizado. Ésta ganancia compensará las pérdidas sufridas en el mercado de futuros haciendo que el resultado sea un perfil de riesgo plano.

Para el caso del inversor que posee una posición corta en la acciones, puede cubrirse comprando contratos de futuros. El razonamiento es el inverso.

Los contratos de futuros sobre índices se utilizan también para realizar operaciones de especulación. En este caso no se necesario poseer la cartera de acciones. Simplemente se negocia en el mercado de futuros.

Diferencias de un contrato a plazo con uno de futuros

Los contratos forward son negociados en mercados no organizados tipo OTC donde las contrapartes, al no existir un lugar físico donde se centralicen las operaciones, se ponen en contacto de forma electrónica mediante la utilización de computadoras. Los contratos a futuro sólo pueden ser comprados o vendidos en los mercados OTC con un lugar físico determinado.

Un contrato forward es similar a un contrato de futuros con la salvedad de que éste último se liquida diario por diferencias y exige garantías.

Los contratos forward no están estandarizados como los futuros. Por ejemplo, a un granjero le convendrá utilizar un forward para cerrar un precio por la venta de su cosecha sin tener que preocuparse de cuestiones como la cantidad, la calidad de la misma, el tamaño o color del fruto, el lugar de procedencia, ni someterse a la rigidez de fechas de entrega de los mercados organizados.

Para asegurar su funcionamiento fluido en el mercado de futuros, todos los mercados de futuros poseen una cámara de compensación que garantiza el buen fin de los contratos. La cámara de compensación adopta la posición del comprador para cualquier vendedor y la de vendedor para cualquier comprador. Ello significa que cada contraparte en el mercado de futuros está obligada con la cámara y espera que ésta mantenga sus compromisos como contraparte. En el mercado de contratos forward no existe esta figura, por lo que las partes contratantes están expuestas al riesgo de incumplimiento por la otra parte.

Las posiciones en futuros pueden cerrarse con facilidad, El inversor tiene la opción de “salirse” del contrato efectuando la operación contraria a la asumida inicialmente. En el cado de los contratos forward la única manera de “salirse” del mismo sería el rescindir el contrato. La existencia de un mercado organizado de futuros hace que dicha operación se realice sin problemas.

La cobertura corta y casos en que se recomienda

La cobertura corta o de venta o short hedge consiste en el mantenimiento de un aposición corta en el mercado de futuros y larga en el mercado al contado con objeto de protegerse contra posibles descensos en los precios. Posteriormente, el coberturista venderá el activo y recomprará los futuros. Los casos en que se recomienda la cobertura corta son:

1. Posesión de inventarios: Esta cobertura corta es utilizada para cubrir la posesión de inventarios de bienes o de instrumentos financieros no comprometidos de antemano para que pueda realizarse su posterior venta a un precio fijado de antemano.

2. Producciones anticipadas: La cobertura corta sería de gran utilidad también en el caso de producciones anticipadas que no han sido contratadas para su venta en el mercado a plazo y que por ello van a pasar a engrosar los almacenes.

3. Acuerdos de compra a plazo o forward: En el caso de contratos a plazo que obligan al comprador a tomar posesión del bien del instrumento entregable a un precio fijo, es aconsejable la cobertura corta para evitar el riesgo de caída en el precio del mismo.

4. Necesidades de endeudamiento futuro: La mayoría de los negocios están sujetos al riesgo de tipo de interés. Si una empresa necesita crédito para expandirse o posee crédito a tipo variable para financiar circulante, una subida en los tipos de interés (una caída en el valor de los mismos) expone a la empresa a riesgo.

En todos los casos anteriores el productor o el inversor que teme una caída en los precios y que presenta una posición larga en el mercado al contado ha de cubrirse mediante la venta de contratos de futuros.

La cobertura larga y casos en que se recomienda

La cobertura larga o de compra se refiere a la compra de futuros para cubrir una posición corta en el mercado al contado. Cuando un coberturista desea cubrirse de cambios inesperados al alza en el precio de las mercancías o de los activos financieros que pretende poseeren el futuro, adquirirá un contrato de futuros sobre dicho activo, con lo que tendrá una cobertura larga o de compra. Ambas posiciones se eliminarán cuando llegado el momento el coberturista venda o liquide el futuro y adquiera el activo, Los casos en que se recomienda la cobertura larga son las siguientes:

1. Acuerdos de venta a un precio prefijado: Estos contratos al obligar a la parte sontrayente a hacer entrega de una mercancía o de un instrumento financiero en una fecha futura a un precio determinado, exponen al vendedor al riesgo de alzas en los precios de los entregables. Para cubrirse de dicho riesgo necesitará comprar futuros,

2. Pagos internacionales deferidos en moneda extranjera: SI un productor debe realizar un pago en moneda extranjera en el momento de recepción de la mercancía, cualquiere apreciación en el valor de la moneda extranjera en relación al euro provocará un mauor coste para el productor. Este mayor coste puede verse compensado total o parcialmente siempre que el productor adquiera futuros sobre la divisa en cuestión, que venderá en el momento en que se haya producido el aumento en el valor de la otra divisa.

3. Préstamos para cubrir los costos por intereses: En esta categoría se cubren los ingresos procedentes del préstamos realizados para la cobertura del coste de intereses, Una caída en el tipo de interés (que supone una subida en el precio de cualquier instrumento de descuento), se traducirá en menores ingresos. Cualquier inversión en bonos que quiera volverse a renovar el vencimiento lo hará a un menor tipo de interés, lo que causará que la inversión tenga menor rendimiento.

4. Precio de los imputs: la cobertura larga se emplea también para asegurarse el precio de los imputs en el caso de bienes finales con precios muy inestables.

En general, el productor o el inversor que teme una subida en los precios y que presenta una posición corta en el mercado al contado, ha de cubrirse mediante la compra de contratos de futuros.

Ejemplo
Un importador desea cubrir con futuros una cuenta por pagar (CxP) en dólares a 90 días, con vencimiento al 8 de junio de 1998. Compra 100 contratos a futuro con vencimiento en la fecha más cercana después de su fecha de pago, esto es el 17 de junio de 1998. Los Contratos a futuro tienen 99 días hasta el vencimiento, pero el importador los desea liquidar en 90 días. Si en 99 días la base es de 0.35 pesos, en 90 días ¿Cuál debería ser?

 

– La base es la diferencia entre el precio del activo y el precio del futuro, en este caso vemos que la base obtenida es 0.35
– El día del vencimiento de la cuenta por pagar, el tipo de cambio al contado debería de ser: 8.50 + 0.32 = 8.82
– El importador decide que si en el momento de liquidar su CxP el tipo de cambio al contado es de 8.82, su transacción al contado no tendrá ganancias ni pérdidas.
– El costo en pesos de su CxP menor a 8.82 millones será considerado como una ganancia y un costo mayor, una pérdida.

Primer Escenario. Cobertura Perfecta

Escenario 1: Cobertura Perfecta
– Al llegar el 8 de junio de 1998, el tipo de cambio a futuro sigue siendo 8.85, igual que en el momento del establecimiento de la cobertura. En este caso el tipo de cambio spot seria muy cercano a 8.82.
– Ganancia a futuro: 1 000 000 * (8.85 – 8.85)= 0
– Ganancia al contado: 1 000 000 * (8.82 – 8.82) = 0
– Resultado neto = 0
Conclusión.
– La cobertura es perfecta ya que la CxP cuesta en pesos exactamente lo que el importador calculó que iba a costar.

 

Escenario 2: Cobertura con Ganancia.
– El 8 de junio de 1998 el TCf = 9.10 (la base original se abrió a 0.6). Dado que faltan tan sólo 9 días para el vencimiento de futuros, el tipo de cambio el tipo de cambio al contado es 9.05.
– Ganancia a futuro: 1 000 000 *(9.10 – 8.85)= 250 000
– Perdida al contado: 1 000 000 * (8.82- 9.05) =-230 000.
– Ganancia neta: 20 000
Escenario 3: Cobertura con pérdida.
– El 8 de junio de 1998 el TCF = 8.60, TCs = 8.59.
– Pérdida a futuro: 1 000 000 * (8.60 – 8.85)= -250 000
– Ganancia al contado: 1 000 000 *(8.82- 8.59)=230 000
– Pérdida neta: -20 000

Conclusiones del caso:
Cuando el plazo de la posición corta al contado, cuyo riesgo cambiario deseamos cubrir, es menor que el plazo de futuro, la cobertura produce ganancias si el tipo de cambio a futuro en el momento de la liquidación de cobertura es mayor que en el momento de su apertura. En el caso contrario (al liquidarse la cobertura el tipo de cambio a futuro es menor que en el momento de apertura) la cobertura produce pérdidas. En la cobertura de una posición larga al contado sucede lo contrario.

Contratos de opcionesHasta este momento, la totalidad de los contratos mencionados obligan a la otra parte a liquidar la transacción a precios y condiciones acordadas por contrato. La otra parte de un contrato acepta obligaciones cuando acepta un contrato. En otras palabras la otra parte tiene legalmente que respetar y cumplir con su parte del contrato. Sin embargo ¿Qué pasa si un operador quiere esperar y ver si resulta más conveniente comprar o vender un instrumento específico en una fecha futura? Dicho de otra manera, ese operador querría tener derecho pero no la obligación, de comprar o vender si las condiciones fueran ventajosas y quedando a su criterio ejercer o no tal derecho, Los contratos que otorgan este derecho son la base de las opciones.

 

Un contrato de opciones, confiere el derecho, pero no la obligación de comprar (Call) o vender (Put) un instrumento subyacente específico a un precio específico.

Los dos tipos básicos de opciones son llamados calls y puts y ambos se pueden comprar y vender, lo que significa que se puede hacer lo siguiente:

– Comprar el derecho a comprar el instrumento subyacente (comprar una opción de compra)
– Vender el derecho a comprar el instrumento subyacente (vender una opción de compra o)

De la misma manera, se puede comprar o vender una opción de venta (put). El comprador de una opción de compra o de venta se conoce con la expresión inglesa holder, mientras que para el vendedor de una opción de compra o de venta se utiliza la voz inglesa writer o grantor.

Si el holder o comprador decide comprar o vender según sus derechos, se dice que ejerce la opción, y el vendedor o writer tiene la obligación de comprar o vender de acuerdo con el contrato.

Cuando un inversor compra una opción adquiere un activo financiero que ofrece a sus propietarios el derecho de comprar (call) o vender (put) un activo, sujeto a determinadas condiciones, en un momento de tiempo o dentro de un periodo de tiempo especificado a un precio fijo en algún momento en el futuro.

En general al igual que los futuros, los contratos sobre opciones son compensados o cerrados –mediante la toma de una posición opuesta a la que se tenía- antes de que la operación de compra o venta se ejerza, por ello el volumen de las opciones en existencia en un momento dado, puede ser más alto que el volumen de las acciones subyacentes.

La adquisición de una opción de compra sobre un activo denominado activo subyacente concede a su propietario el derecho a comprar dicho activo a un precio prefijado o precio de ejercicio, ya sea en una fecha futura predeterminada o antes de la misma. La fecha límite para ejercer el derecho se denomina vencimiento o fecha de expiración.

Una opción de venta sobre un activo subyacente concede a su adquiriente el derecho a venderlo al precio prefijado o de ejercicio, ya sea en una fecha futura predeterminada o antes de la misma.

En general, al igual que con los contratos a plazo y de futuros, su un operador compra un contrato se dice que toma una posición larga, y si vende, se toma una posición corta.

La siguiente tabla es un resumen de los derechos y obligaciones de los compradores y vendedores de los distintos tipos de opciones.


a) ¿Por qué utilizan las opciones los compradores y los vendedores?

Hedgers
Los utilizan como herramienta de gestión del riesgo, una forma de seguro que elimina o reduce los efectos de los movimientos de precio adversos. El comprador adquiere la protección requerida contra el riesgo al mismo tiempo que retiene el derecho a beneficiarse de cualquier movimiento favorable del precio del activo subyacente. Las ventajas que las opciones proporcionan al que busca cobertura son obvias, y dado el potencial de beneficios ilimitados. ¿quién querría vender opciones para conseguir cobertura?

Existen tres tipos de compradores de opciones que usan los mercados

– Los creadores de mercados
Estos gestionan el riesgo de sus posiciones vendiendo y comprado opciones en los mercados y cotizando precios en dos direcciones. Proporcionan liquidez a los mercados y se benefician de las pequeñas diferencias en los precios ofrecidos por los contratos sobre opciones. Debido a los riesgos que representa la venta de opciones, la mayoría de los creadores de mercado prefiere operar con otros creadores de mercado antes que con productores, consumidores o empresas.

– Los productores
Los productores naturalmente tienen una posición larga con respecto al instrumento subyacente. Si venden una opción de compra (call), eso significa que el productor tiene la obligación de vender el subyacente en su poder si la opción es ejercida. ¿Qué beneficio le representa? Si el precio del subyacente permanece estático o baja, el comprador no ejercerá la opción al vencimiento y entonces el productor se beneficiará de la prima recibida. Sin embargo, si los precios suben y la opción es ejercida al vencimiento, el productor pierde porque tiene que vender el subyacente a un precio más bajo que el precio actual, que es más alto.

Esta situaciones se puede ilustrar con los gráficos de beneficios / pérdidas que se usan habitualmente cuando se consideran las opciones y sus estrategias de negociación.

– Los consumidores
Los consumidores naturalmente tienen una posición corta con respecto al instrumento subyacente. Si venden una opción de venta, eso significa que el consumidor tiene la obligación de comprar el subyacente si la opción es ejercida. ¿Cuál es el beneficio para el consumidor? Su el precio de mercado del subyacente permanece estático o sube, el comprador no ejercerá la opción y el consumidor se beneficiará de la primera recibida. Si el precio de mercado baja, entonces el comprador ejercerá la opción al vencimiento y el consumidor se verá obligado a comprar el subyacente.

Esta situación también se puede ilustrar a continuación:


– Los especuladores

Los especuladores compran y venden opciones y aceptan el riesgo contra el que los hedgers quieren asegurarse. Los especuladores utilizan su conocimiento del mercado para predecir el precio futuro de los instrumentos y establecen estrategias de contratación que les permite beneficiarse de su opinión.

– albitrajistas
Estos operadores proporcionan liquidez a los mercados de opciones al aprovecharse de las diferncias de precios cuando compran y venden simultáneamente opciones y/o instrumentos subyacentes con la intención de obtener un beneficio.

Las opciones han estado más vinculadas con subyacentes del mercado accionario, en donde los participantes adquieren el derecho o la obligación de comprarse o venderse títulos representativos del capital social de alguna empresa en un precio preestablecido en el futuro cercano. Sin embargo, en los últimos años se han desarrollado opciones sobre tasas de interés, en donde el comprador adquiere el derecho de pedir prestado a una tasa previamente pactada (cap) o de prestar a una tasa preestablecida.

En función del momento en donde se puede hacer efectivo el derecho de una opción, éstas se pueden clasificar en dos: las europeas y las americanas. En las opciones europeas sólo se puede ejecutar la opción en la fecha de ejercicio, mientras que en las opciones americanas se pueden ejecutar en cualquier momento desde que se contrata hasta la fecha de ejercicio. En la fecha de ejercicio el valor de la opción puede variar dependiendo del precio del activo subyacente.

Ejemplo: Si se compra el derecho de vender un activo, a cambio de pagar una prima P, en una fecha futura a un precio de ejercicio S, el valor de la opción en esa fecha dependerá del precio del activo; si el precio es inferior a S, entonces quiere decir que es posible comprar el subyacente en el mercado en un precio inferior a S, por tal motivo el valor de la opción para el comprador resultó ser cero; en cambio si el precio del subyacente fuera superior que S, entonces la opción valdría la diferencia entre ese precio y S (línea roja), el resultado neto dado que se pagó una prima inicial de P sería restar al valor de la opción el valor de la prima (línea negra). A continuación se resumen el resultado de las diferentes posibilidades

Después de esta breve descripción del funcionamiento de las opciones, vale la pena comentar que mientras los Forwards y los Swaps eliminan o mitigan el riesgo sacrificando el beneficio en caso de que no se de el evento riesgoso, las opciones permiten mitigar el riesgo y beneficiarse si el evento no ocurre, es decir, las opciones se pueden interpretar como una especie de seguro, yo pago la prima, pero no estoy obligado a desembolsar nada más.

En virtud de que hemos explorado los instrumentos financieros derivados, un cap sobre tasas de interés le permitiría al comprador establecer un techo máximo de tasas de interés, es decir, se establece un nivel máximo de tolerancia a las tasas y por fijarlo se paga una prima como se muestra en el siguiente diagrama. En este caso, el cliente solicitó un crédito a tasa variable y contrata una protección; en caso de que esa tasa variable sea superior a S, en las fechas de pago el cliente retirará de su tesorería S y al ejercer la opción el intermediario le completa la cantidad para llegar a TIIE y así poder solventar su obligación con el acreedor. Instrumentos más sofisticados basados en el principio de opciones son los Swap Options, los cuales dan derecho al comprador a decidir si entra o no, en una fecha futura, en un Swap con condiciones preacordadas.

La innovación de los mercados financieros y de la tecnología financiera hace que cada día surjan nuevos y sofisticados instrumentos financieros como las opciones exóticas, con barreras, los Total Return Swaps, los cuales transfieren todo el comportamiento económico de una entidad o gobierno, etcétera. Otra forma de encontrar instrumentos derivados es a través de los instrumentos estructurados como la bursatilización de activos, en donde un vehículo especial funge como el administrador de ciertos riesgos, en particular el de crédito; estos mecanismos son muy utilizados en los países desarrollados.

Es evidente que este tema implica un análisis más a profundidad, sin embargo en este escrito he pretendido dar un panorama general sobre el tema.